21 de agosto de 2015 00:18

La tensión baja en Morona Santiago, pero la protesta sigue

Varias autoridades llegaron a Macas para tratar los temas que motivan las manifestaciones. Foto: Xavier Caivinagua/El Comercio

Varias autoridades llegaron a Macas para tratar los temas que motivan las manifestaciones. Foto: Xavier Caivinagua/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Jackeline Beltrán

Con ejercicios y cantos, aproximadamente 300 indígenas shuar y achuar que se mantienen en los exteriores de la Gobernación de Morona Santiago, en el centro de Macas, aparentemente recuperan fuerzas para continuar la protesta en contra del Gobierno.

La presencia de tres ministros de Estado en la provincia amazónica, este jueves 20 de agosto de 2015, disminuyó la tensión generada por las manifestaciones. Sin embargo, no existe un acuerdo con las organizaciones indígenas para frenar la protesta.

Los ministros de Defensa, Fernando Cordero; del Interior, José Serrano, y del Ambiente, Lorena Tapia, llegaron a Macas para tratar los temas que motivan las manifestaciones, entre estos la construcción de la vía Macuma-Taisha, que es el pedido de los indígenas shuar y achuar.

Esa vía está a cargo del Gobierno Provincial de Morona Santiago, pero en julio de 2015 el Ministerio del Ambiente le retiró la licencia ambiental, argumentando que la obra incumplió ciertos parámetros.

Tras un diálogo entre las autoridades gubernamentales y el prefecto de Morona Santiago, Marcelino Chumpí, la Ministra del Ambiente dio una rueda de prensa en la que anunció que considera la posibilidad de entregar una nueva licencia ambiental al Gobierno Provincial para que continúe la construcción de la vía, pero cumpliendo ciertas condiciones, como permitir que la autoridad ambiental inspeccione el lugar.

El Prefecto aseguró que la construcción de la vía continuará, pero con la licencia actual, aunque haya sido revocada. Lo que sí hará el Gobierno Provincial es contratar una auditoría ambiental para tomar correctivos, en caso de que existan negligencias, sostuvo.

Pero esa decisión no dejó conformes a todos los indígenas. Según el presidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar, FICSH, Agustín Wachapá, ellos esperaban un diálogo directo con las autoridades del Gobierno para exponer sus pedidos, pero eso no sucedió.

Wachapá recordó que en Morona Santiago se plantearon cuatro pedidos que motivan la protesta: la renuncia del gobernador Rodrigo López, el archivo de los juicios en contra de los dirigentes, el archivo de las enmiendas constitucionales y la licencia para la vía Macuma-Taisha.

En cambio, para el alcalde de Taisha, Ayauy Chiriapa, el objetivo de la protesta de los habitantes de su cantón está cumplido. “Nuestra preocupación era que el Ministerio del Ambiente nos de apertura para la construcción de la vía”, expresó.

El espacio de diálogo que estaba previsto entre autoridades y manifestantes no se cumplió por un desacuerdo del lugar. A las 18:00, los ministros Cordero y Tapia llegaron al Teatro Municipal, en donde se había pactado la cita con el alcalde de Taisha, pero este no acudió porque las organizaciones indígenas pidieron que la reunión sea en los exteriores de la Gobernación, en donde están los manifestantes.

Ante la ausencia de los indígenas, los ministros se retiraron del lugar. Una hora después, el alcalde y un grupo de manifestantes llegaron al teatro para participar en un diálogo con la subsecretaria de Gobernabilidad, Paola Pabón.

En la noche, los indígenas volvieron a montar guardia en la avenida Veintinueve de Mayo y en la calle Juan de la Cruz. Allí se mantendrán hasta que se definan nuevas acciones. Otro grupo decidió regresar a Taisha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)