20 de septiembre de 2015 13:20

Templo patrimonial de Cuenca es refaccionado con donaciones

La restauración de la fachada de la iglesia de San Alfonso inició los primeros días de septiembre. Foto: EL COMERCIO.

La restauración de la fachada de la iglesia de San Alfonso inició los primeros días de septiembre. Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Jackeline Beltrán

Desde la primera semana de septiembre del 2015, la comunidad Redentorista desarrolla una campaña para refaccionar la iglesia de San Alfonso, ubicada en el Centro Histórico de Cuenca, en el sur del Ecuador. Con donaciones de los fieles, rifas y otras actividades se pretende restaurar las fachadas.

Este templo, con categoría de basílica menor, es uno de los más antiguos de la capital azuaya. Su construcción se inició en 1875. La infraestructura combina algunas tendencias arquitectónicas, pero la que más resalta son sus rasgos góticos.

Luego de obtener los permisos de la Dirección de Áreas Históricas y Patrimoniales de la Municipalidad de Cuenca, los Hermanos Redentoristas contrataron las obras, que están a cargo del arquitecto cuencano Daniel Barrera. Según el padre superior Nicolás Orozco, los recursos de la comunidad no alcanzan para la intervención, por eso decidieron pedir apoyo a los fieles.

El objetivo es reunir unos USD 150 000 hasta diciembre del 2015. Las misas del domingo son el espacio para recibir donaciones, los voluntarios de la parroquia ofrecen boletos para una rifa, con la que buscan conseguir recursos. “Son muchos años que el templo no se ha refaccionado y es importante cuidarlo, por eso esperamos el apoyo de la gente”, dice Bélgica Campoverde, una de las voluntarias.

La restauración ya empezó. Actualmente se ejecutan trabajos en la fachada principal, que da a la calle Bolívar. Se habilitó un ingreso alterno, por la calle Borrero durante el tiempo que duren las obras.

El arreglo de la fachada se ejecutará con autogestión, pero hay otros espacios que requieren mayor apoyo, según el padre superior, como los vitrales, que son los únicos de origen francés que quedan en América Latina. Estos vitrales tienen roturas, abombamiento de estructuras y daños en su pintura.

En la torre, cúpula, y ventanales del templo hay 92 vitrales. Al menos 15 están en estado crítico y los demás requieren un mantenimiento integral. Todos datan de 1881 y fueron elaborados por el francés Hernry Louis Víctor Gesta.

El Municipio de Cuenca inició sus gestiones para conseguir apoyo internacional para la reparación de los vitrales, pero hasta el momento no se han logrado acuerdos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)