21 de junio de 2015 11:33

Los templetes serán iglesias tras la misa del papa Francisco

Luego de la misa papal, ambas estructuras serán trasladadas a zonas populares, en Quito y Guayaquil, para que funcionen como iglesias.  Foto: Mario Faustos/El Comercio

Luego de la misa papal, ambas estructuras serán trasladadas a zonas populares, en Quito y Guayaquil, para que funcionen como iglesias. Foto: Mario Faustos/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 69
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 33
Elena Paucar

Socio Vivienda tendrá su propia iglesia. La ciudadela que el Gobierno construyó en la popular zona de Nueva Prosperina, en el noroeste de Guayaquil, es el sitio escogido para la colocación definitiva del templete que acogerá al papa Francisco en el parque Los Samanes, luego de la misa campal programada para el 6 de julio próximo.

El anuncio lo hizo el presidente Rafael Correa en su enlace ciudadano de este sábado 20 de junio. Y luego fue confirmado por la ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, María de los Ángeles Duarte.

“El presidente aceptó un pedido de la Arquidiócesis para usar estos templetes -tanto el de Quito como el de Guayaquil- que tienen dos valores añadidos: un recuerdo maravilloso de la llegada del Papa, como una especie de sitio bendecido; y que serán colocados a modo de una iglesia”. Duarte explicó que cada estructura está valorada en unos USD 700 000 y que el contrato de su elaboración incluye el desmontaje e instalación en el sitio que el Miduvi indique a la contratista.

La estructura metálica, de unos 1 000 metros cuadrados, estará lista una semana antes de la misa del papa. Jorge Navas, viceministro de Desarrollo Urbano y Vivienda, aseguró que, tanto el templete como la sacristía, están listos en un 85%. Su capacidad es para acoger a unas 2 000 personas, pero solamente estarán unas 400, entre obispos y otras autoridades eclesiásticas.

Tito Klaere, de estructuras Klaere, supervisó la instalación de la cubierta. Explicó que la sacristía, una especie de pequeña casa donde el Papa se alistará para la eucaristía, contará con un techo térmico. También se instalará el sistema de aire acondicionado.

La mañana de ayer varias autoridades del régimen se reunieron en Guayaquil para evaluar los preparativos en Samanes. El canciller Ricardo Patiño detalló que avanza la instalación de luminarias, cámaras de vigilancia del sistema ECU-911 y pantallas gigantes. También anunció que este martes 23 de junio se hará un simulacro general.

La secretaria de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, indicó que durante esta simulación se podrá a prueba la logística, la seguridad, así como la atención médica por casos que puedan surgir.

Además mostró una zona asfaltada, diseñada para recibir a personas con discapacidad. Para reservar un espacio, los interesados deben registrarse en las distintas parroquias católicas. “Esta sería la primera misa papal que tendrá un lenguaje de señas, porque nuestro país es un país inclusivo”.

En cuanto a la movilidad, debido a la llegada de fieles de distintas provincias del sur del país, Cornejo afirmó que preparan un terreno al pie del río Daule, detrás del sitio donde será la misa, y un carril de la autopista Narcisa de Jesús para el estacionamiento de los buses interprovinciales.

“Una de las recomendaciones para los ciudadanos es que hagan su propio simulacro para saber dónde se parquearán o qué camino seguirán. Lo pueden hacer, no hay ninguna restricción para venir acá entre semana o en la tarde”.

El gobernador del Guayas, Julio César Quiñónez, informó que 4 000 miembros de las Fuerzas Armadas y más 8 000 de la Policía Nacional estarán a cargo del operativo de seguridad. En tanto que, a través del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) se está haciendo la inscripción de los comerciantes, quienes se colocarán a un kilómetro del lugar. Por ahora, dijo Quiñónez, 1 000 vendedores se inscribieron y hay cupo para otros 500.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (10)