13 de November de 2009 00:00

El Telégrafo analiza la solicitud de Viteri

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN




Redacción Guayaquil

El pedido de  salida del gerente general de diario El Telégrafo, Álex Camacho,   generó contradicciones  en el Régimen  y en parte del Directorio.

La ministra de Finanzas y presidenta de la Junta de Accionistas de ese medio, María Elsa Viteri, pidió la renuncia al funcionario porque no cumplía con los criterios de eficiencia en su gestión. Esto -dijo- luego de una auditoría que hizo esa Cartera.

Sin embargo, ayer el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, aclaró que   Viteri pidió la salida de Camacho para cumplir  la reorientación que se le dará al periódico para que se transforme en una empresa pública.
 
“No se debe a ningún tipo de sospecha sobre actos de corrupción, como equivocadamente se sugiere en ciertos medios de comunicación con base en declaraciones de ex colaboradores del Diario”, dijo en un boletín.

Ayer, empleados y trabajadores   desconocían si se concretaría un   reemplazo para Camacho. En la mañana, sus directivos se mantuvieron en reunión y hasta el cierre de esta edición no dieron declaraciones. El Telégrafo, en sus ediciones impresa y digital, no publicó nada sobre el pedido de Viteri.  
 
Tampoco se  confirmó si Rubén Peñaherrera, ex gerente del canal estatal CN3,  asumiría la gerencia general  de ese medio.

Por su parte,  los integrantes del Directorio del diario tenían previsto reunirse, pasadas las 18:00,  para analizar si sale o no Camacho.  Octavio Villacreses, concejal guayaquileño por Movimiento País y miembro del Directorio, confirmó  la  reunión.

Villacreses  considera que no existe  un mal desempeño del Gerente General, pero  reconoce que como Directorio deben respetar     las decisiones de la  Junta de Accionistas. Según dijo, hasta ahora el pedido de Viteri no ha sido analizado por la Junta de Accionistas, para lo que debe  ser convocada.
 
“Es su  visión (la de la ministra Viteri) y  hay que respetarla. No estoy de acuerdo porque  he visto el manejo de cerca y es    absolutamente transparente y eficiente...”.

En una entrevista con  EL COMERCIO, en junio pasado,   Álex Camacho defendió el manejo de la empresa. Dijo que estaba previsto que El Telégrafo  tenga un crecimiento de  60% en su pauta publicitaria, respecto a 2008. Sería  un ingreso de  USD 5,4 millones, por concepto de publicidad.

Pero un  informe de auditoría que presentó AseGer en abril,   reflejaba que a diciembre de  2008 existían pérdidas acumuladas por   USD  4, 7   millones. Eso  supera el 50% del capital de esa empresa y el total de las reservas de la compañía. “Por lo tanto, entraría en causal de disolución”, resalta el  examen económico.   

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)