16 de mayo de 2016 16:25

La línea norte de Quito Cables recorrerá 3,7 km desde La Ofelia hasta La Roldós

Los moradores de El Condado protestaron ayer en contra de los Quito Cables. No quieren que pase sobre sus casas. Foto: Cortesía

Los moradores de El Condado protestaron en contra de los Quito Cables. No quieren que pase sobre sus casas. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 77
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 138
Valeria Heredia
Redactora (I)
jheredia@elcomercio.com

La línea uno del teleférico, más conocida como Quito Cables, está en su etapa final de estudios, que implica la definición del trazado, la altura y tiempo de recorrido, el número de usuarios, la tecnología y otros parámetros. Hoy (16 de mayo), los expertos de la Escuela Politécnica Nacional entregarán el informe de ingeniería con los detalles del proyecto a las autoridades municipales.

Las cabinas recorrerán 3,7 kilómetros desde La Ofelia hasta La Roldós. Se demorarán 13 minutos en cruzar este trayecto, en el que los usuarios se demoran una hora al usar transporte público terrestre. Pasarán por dos estaciones: Mariscal Sucre y Colinas del Norte y por sectores como el estadio de Liga, la urbanización El Condado, tres quebradas y otros.

Una novedad es que ya no llegará a Pisulí. En esta localidad habrá una estación de transferencia de buses para llevar a los usuarios desde y hacia las cabinas, que saldrán cada minuto o minuto y medio.

Carlos Baldeón, director del proyecto Quito Cables y catedrático de Ingeniería Mecánica de la Escuela Politécnica Nacional, explicó que no se ha descartado la extensión de la línea uno hacia esta zona. “Se debe desembolsar USD 15 millones más a los USD 44 millones que costará la construcción del proyecto”, sostuvo.

Las paradas serán multimodales, es decir, los pasajeros podrán movilizarse en los diferentes sistemas de transporte como los cables, los corredores e, incluso, en el Metro con un pasaje. Según Baldeón, el sistema tiene un carácter social y transportará a un promedio de 30 000 personas diarias.

El desplazamiento será rápido. Habrá 80 cabinas disponibles aunque dependerá de la afluencia de personas. Se espera que lleguen 52 más. En total circularán 132 cápsulas.

En las cabinas, los usuarios deberán viajar sentados y con las puertas totalmente cerradas. “Hay sensores que controlan la seguridad en cada una de las cabinas, por lo que se garantiza su seguridad”, puntualizó Baldeón, quien también es presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos de Pichincha, que apoya el proyecto.

Una de las ventajas del diseño de las cabinas es que hay espacios para sillas de ruedas y coches de bebés. Marcelo Carrera, otro de los especialistas, señaló que las cabinas tendrán una puerta amplia para que las personas con discapacidad ingresen sin problemas.

El inicio de la obra será en julio. Su construcción durará 16 meses y habrá 23 expropiaciones.


¿Y la altura del teleférico?

En los últimos días, los moradores de la urbanización El Condado mostraron su inconformidad por el paso del teleférico sobre sus casas.

En todo el trayecto, la altura del teleférico varía. La mínima, según los estándares internacionales, es de cuatro metros con respecto al punto más alto de la vivienda. En este caso oscila entre cuatro y 30 metros.

En El Condado se construirán tres de las 28 pilonas o torres. Serán las más altas, ya que tendrán entre 30 y 33 metros. “Se lo hará en terrenos públicos (vereda y parterre) y en un terreno baldío. Las cabinas no se verán ni se sentirán porque no hacen ruido y pasarán muy alto”, señaló Jorge Cisneros, otro especialista del proyecto.

Mauricio Ubidia, ingeniero mecánico y vocero técnico de la urbanización El Condado, no está conforme con estas explicaciones, ya que son solamente sobre la obra física.

“Es importante que el Municipio haga público un estudio que pruebe la viabilidad técnica y económica del proyecto. Todavía no se responde cómo soluciona la movilidad de las personas que habitan en los barrios del noroccidente y cómo se financiará la operación y el mantenimiento de toda la vida útil del proyecto”, señaló Ubidia, quien también solicita al Municipio que haga una socialización del proyecto.

Movilidad 

El trazado de los Quito Cables arranca desde La Ofelia hasta La Roldós; no va a Pisulí.

Info teleférico
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (8)