28 de julio de 2015 18:10

Equipo técnico extranjero se despide del país; dejaron experiencias y nuevos equipos para monitorear el Cotopaxi

Dos de los expertos retornan a su país luego de apoyar en el monitoreo del volcán Cotopaxi. El resto de integrantes abandonaron el país días atrás.  Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO

Dos de los expertos retornan a su país luego de apoyar en el monitoreo del volcán Cotopaxi. El resto de integrantes abandonaron el país días atrás. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Valeria Heredia

Este martes 28 de julio de 2015, dos de los expertos de Estados Unidos, que llegaron a Quito para trabajar con los técnicos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IG-EPN), retornan a su país. Lo harán luego de haber compartido sus experiencias y facilitado la instalación de nuevos equipos para el volcán Cotopaxi.

El grupo, conformado en un principio por cinco personas, vinieron las primeras semanas de julio, por el incremento de la actividad del coloso, registrada en abril pasado. Lo hicieron bajo el Programa de Asistencia para Desastres Volcánicos (VDAP en sus siglas en inglés). Este pertenece al Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) y a la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de América.

Este programa aportó con equipos de última tecnología para monitorear el comportamiento del Cotopaxi. En total se instalaron cuatro sismómetros, cuatro cámaras de web, una estación de medidas de gases volcánicos, repetidoras de radio y toda la infraestructura necesaria para su instalación en el volcán.

Los sismómetros fueron colocados uno en la parte norte del volcán (la denominada la bocatoma del río Pita); y tres en el sur (Mariscal Sucre, quebrada Barrancas y el Rancho).

Alexandra Alvarado, jefa del área se Sismología del Geofísico, indicó que el equipo nuevo ayudará a obtener más información con respecto al flujo de lahares (mezcla de material volcánico más rocas, lodo...). "Estos equipos brindarán mayor cobertura.
Es decir, se podrá registrar niveles de lahares de grandes magnitudes". Reconoce que los otros instrumentos soportaban un nivel determinado de flujo de lahares. "Si estos flujos eran más fuertes se hubieran saturado y no tendríamos resultados", dijo.

Además, se colocaron cámaras para tener una visión más amplia de la situación del Cotopaxi. La inversión destinada para todos los equipos asciende los USD 170 000.

Según Alvarado, otro de los aportes de los técnicos norteamericanos es que determinaron que el volcán todavía no entra en una fase de erupción y, menos aún, violenta.

Martin LaFevers, uno de los técnicos, explicó que continuarán con la ayuda técnica para monitorear al coloso y apoyar en lo que se requiera. Además, indicó que en los próximos días llegará nuevos equipos para determinar el estado de los gases que emana el volcán. "Con estos instrumentos el Cotopaxi tendrá un monitoreo más efectivo".

En los próximos meses se espera que otros técnicos lleguen al país para continuar con los trabajos en el volcán.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)