6 de abril de 2016 11:22

El taxímetro aún se apaga durante la noche

Negociar el precio de una carrera por las noches es una escena que se mantienen en sitos como La Mariscal. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Negociar el precio de una carrera por las noches es una escena que se mantienen en sitos como La Mariscal. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 51
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Isabel Alarcón
Redactora (I)
ialarcon@elcomercio.com

Hace un año más de 300 taxistas se reunieron en la Plaza Grande para festejar el incremento de las tarifas. La aprobación de la ordenanza significaba un logro por el que los choferes esperaron 12 años, pero también implicaba un compromiso de mejorar la calidad de su servicio.

A un año de la aplicación de la medida, las quejas persisten. En las terminales terrestres, Centro Histórico, centros comerciales y zonas concurridas como La Mariscal todavía es común observar las negociaciones entre taxistas y pasajeros por el costo de la carrera.

Elisa Bravo, usuaria de este transporte, se subió recién al cuarto taxi que detuvo en la zona de La Mariscal. Dice que no estaba dispuesta a pagar lo que le exigían los anteriores.

El uso del taxímetro ha sido uno de los principales puntos de discusión. Aunque la ordenanza establece que este aparato debe funcionar las 24 horas, en las noches los usuarios todavía denuncian que no se lo utiliza, que está alterado o que no está en un lugar visible.

Flavia Tamayo, usuaria frecuente de este transporte, cuenta que en una ocasión el conductor no quiso poner el taxímetro porque “ya eran las 20:00” y le cobró USD 8 por una carrera que normalmente paga 5. En varias ocasiones ha tenido discusiones.

Los operativos de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) se han enfocado en hacer cumplir esta exigencia. Desde enero a marzo se han sancionado a 301 taxistas, lo que significó 18 más que las registradas en el mismo período del año pasado.

Fausto Miranda, supervisor de la AMT, explica que se están realizando constantemente operativos para controlar la utilización del taxímetro, sobre todo los viernes y sábados por las noches, en los sitios más concurridos.

Tras la aplicación de las nuevas tarifas, el 7 de abril del 2015, un 7% de los taxistas han recibido una sanción por el incumplimiento de esta exigencia en los últimos 12 meses.

Además del uso del taxímetro, la negativa de los conductores a llevar a los pasajeros a ciertos destinos, el no tener cambio y el aumento de la tarifa por el exceso de tráfico son algunas quejas de los usuarios consultados por este Diario.

En la ordenanza se hace referencia a un mejoramiento de la calidad en la prestación del servicio. Esto incluye un trato adecuado a los usuarios, cumplir con las carreras solicitadas y capacitar a los conductores y personal de las cooperativas. 

“Son puntos que aún hay que reforzar”, considera el consultor en transporte Freddy Paredes. Las tarifas fueron establecidas de acuerdo a parámetros de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), pero quedó pendiente el nivel de servicio de los taxis y la obligación de su cumplimiento.

Carlos Bruni, presidente de la Asociación de Cooperativas de Taxis, cuenta que han capacitado a aproximadamente
6 500 taxistas. Esto, para Bruni, demuestra que están haciendo esfuerzos y que el servicio sí ha mejorado tras el alza.

Admite que en ocasiones sus compañeros se niegan a llevar a un pasajero a un destino que consideren peligroso. Esto lo hacen para precautelar su integridad, explica el representante de los taxistas.

Para Bruni, la solución está en que las autoridades generen las condiciones para que puedan trabajar sin correr riesgos y que se combata a los ilegales. Piden más vigilancia en sectores como La Roldós, El Panecillo o La Marín, por ejemplo.

El dirigente también sostiene que el alza de la tarifa, más allá de las mejoras en el servicio, era necesaria pues en 12 años subieron el costo del cambio de aceite, el mantenimiento general de los vehículos y los salarios.

No olvide
Los taxistas 
son sancionados por no utilizar taxímetro durante las 24 horas, no colocarlo en un lugar visible o alterarlo.

La sanción por no usar taxímetro es una multa de USD 51 y una reducción de 4,5 puntos en la licencia de conducir.

La Ordenanza 0056 también exige a los conductores ofrecer un trato cordial y correcto a los pasajeros del taxi.

Para denunciar puede llamar al 1800 AMT-AMT o escribir un correo a denuncias.amt@quito.gob.ec

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)