16 de March de 2015 20:44

El usuario critica el uso discrecional del taxímetro y la calidad del servicio

En la urbe circulan 14 100 unidades de taxis, entre convencionales y ejecutivos. La tarifa de este servicio será modificada. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO.

En la urbe circulan 14 100 unidades de taxis, entre convencionales y ejecutivos. La tarifa de este servicio será modificada. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 139
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Mayra Pacheco

La demora en la fijación de nuevas tarifas para los taxis ha incidido en la prestación del servicio. Mientras se concreta el acuerdo alcanzado, entre las autoridades del Municipio y los dirigentes del gremio, hay taxistas que imponen sus propias reglas a los pasajeros.

Los precios que rigen actualmente fueron establecidos en el 2003 por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). La carrera mínima cuesta USD 1 y la nocturna, entre las 22:00 y 05:00, USD 1,10. En el acuerdo inicial alcanzado el fin de semana, entre las autoridades del Municipio y los dirigentes del gremio, se establecen nuevos costos: 1,45 y 1,75.

Sin embargo, antes de que este entendimiento con los taxistas sea oficializado y aprobado en el Concejo Metropolitano, los usuarios de taxis están expuestos al redondeo de precios, negociación del costo de la carrera, omisión del uso del taxímetro. Hay conductores que condicionan el servicio.

El miércoles pasado Juan Riera, morador de la González Suárez, permaneció en la avenida Naciones Unidas durante 20 minutos. Cada vez que veía una unidad amarilla levantaba el brazo. Había taxis que pasaban sin pasajeros y no paraban. “El servicio es malo. No deberían incrementar los precios. Apenas uno se sube al vehículo preguntan si se tiene sueltos. Si no les gusta el destino del viajero piden que se bajen del carro”.

Nelson Dueñas, usuario, quien esperaba una unidad en la calle Venezuela para dirigirse a La Mariscal comentó que llevaba 10 minutos en el sitio. Lo hizo a pesar de que al frente había dos unidades amarillas estacionadas. “Me he rendido. Los que paran en la Plaza Grande solo llevan a turistas”.

Otra pasajera, Bertha Moreno, mostró también su molestia por esta situación. Ella comentó que, en ocasiones, por una carrera mínima, desde Las Casas hasta el Hospital del Seguro, le quieren cobrar USD 1,25 o 1,30. Cuando el taxímetro señala menos de USD 1.

En lo que va del año, 277 taxistas han sido multados con USD 53,10 y 4,5 puntos menos a la licencia por no utilizar taxímetro, alterar su funcionamiento o no colocarlo en un sitio visible, informó la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

El servicio que ofrece el gremio amarillo es cuestionado. En un sondeo realizado en elcomercio.com, hasta las 16:30 de ayer, 16 de marzo del 2015, 736 participantes (91,4%) señalaron que los taxistas no brindan un buen servicio y 69 (8,6%) opinan lo contrario. Sobre el acuerdo para incrementar las tarifas, 758 lectores (83,2%) mencionaron no estar a favor y 153 (16,8%) aprobaron los nuevos costos planteados.

Para Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas en Taxis de Pichincha, la revisión de los precios es legítima. “Durante 12 años las tarifas han estado congeladas, los repuestos, neumáticos, vehículos son más caros. El mantenimiento de cada taxi es insostenible”.

A criterio del dirigente, esta realidad es desmotivante; por eso espera que los nuevos valores de las carreras hagan que los conductores cambien de actitud para que los usuarios reciban un buen trato.

Los parámetros de calidad

El alza de las tarifas será oficializada en el transcurso de esta semana, informó Mauricio Rodas, alcalde de Quito. Ayer, durante a una visita al barrio La Bota, en el norte, mencionó que el proceso está en la última fase. Pero no adelantó cuáles serán los montos que regirán.

El Burgomaestre mencionó que los taxistas solicitaron revisar los costos sugeridos en el estudio de la Universidad Católica del Ecuador, debido a la nueva realidad económica que existe en el país, por la aplicación de sobretasas arancelarias. “Esto impacta negativamente en el costo de llantas, aros y otros insumos”.

En un recorrido realizado, ayer, 16 de marzo del 2015, por locales donde se comercializan llantas se encontró que las importadas cuestan entre USD 79 y 101. Las nacionales están entre 62,63 y 103,71.

Los cambios de neumáticos se hacen cada 60 000 kilómetros.
El incremento de las tarifas deberá ser aprobado por el Concejo Metropolitano. Además hay el ofrecimiento municipal que se harán controles rigurosos para que los taxistas brinden un servicio de calidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (5)