28 de junio de 2017 00:00

Tarifa de bus de USD 0,30 se reafirma en el Concejo de Quito

Los pasajeros del sistema Trolebús y Ecovía hacen transbordos en la estación de El Recreo, en el sur de la ciudad. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO

Los pasajeros del sistema Trolebús y Ecovía hacen transbordos en la estación de El Recreo, en el sur de Quito. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 77
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 26
Ana María Carvajal
Redactora
[email protected] (I)

Una decisión política definirá la nueva tarifa del transporte en la capital. El Concejo Metropolitano de Quito trató ayer, 27 de junio de 2017, en primer debate el proyecto de ordenanza que plantea un incremento de cinco centavos en el pasaje urbano.

Luego de 14 años con una tarifa de USD 0,25 y de dos años y cuatro meses de compensaciones pagadas por el Municipio, este dejará en manos del usuario el pago completo.

Esto ya ocurre en otros cantones como Cuenca, Guayaquil, Loja, Ambato, Riobamba o Manta, en donde rige la tarifa de 30 centavos. En ciudades de la región como La Paz, Buenos Aires, Asunción o Santiago de Chile, el pasaje oscila entre el equivalente a los USD 0, 37 y un dólar. En cambio, sistemas integrados como el de Lima o el Transmilenio, en Bogotá, mantienen una tarifas de entre los USD 0,45 y 0,67.

La ordenanza se elaboró con base en los resultados de una consultoría elaborada por la firma GSD Plus, que propuso una tarifa de USD 0,34 en el perímetro urbano.

La tarifa técnica referencial para el transporte convencional se obtuvo luego de hacer un cálculo entre el costo del vehículo, el combustible, el mantenimiento, el personal que trabaja en las unidades, los gastos de administración, etc.

Esto implica cumplir con la afiliación de los trabajadores al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social y dejar un 13% de rentabilidad al operador. Además, el estudio concluyó que, para que el servicio mejore, es necesario aumentar los ingresos a los operadores.

Aunque valora que se haya hecho un estudio técnico para definir la tarifa, el experto en movilidad César Arias señala que en Quito esa tarea se dificulta, porque la ciudad no tiene un modelo empresarial que permita trabajar sobre costos reales. Solo sistemas como el Trolebús, en Quito; la Metrovía, en Guayaquil y la tarjeta inteligente, en Cuenca, posibilitan un análisis completo, basado en la contabilidad.

En Quito se ha probado con sistemas como la caja común o planes de prepago en los sistemas municipales de transporte, pero esos mecanismos no se han consolidado todavía.

El estudio arroja una tarifa técnica y luego se define una tarifa práctica, que a la postre es una decisión política, señala Arias. Y agrega que el valor adecuado para la ciudad sería de entre USD 0,30 y 0,35, pero es necesario también considerar la disposición y posibilidad de pago de la ciudadanía.

Arias calcula que el 80% de usuarios puede financiar un incremento en el pasaje, pero entre el 15 y el 20% sufrirá un impacto mayor en su economía, especialmente si tienen familias grandes. Puntualiza que la peor política es la del subsidio a la oferta (transportistas). El modelo ideal sería que se busquen mecanismos de subsidiar a quienes realmente no pueden pagar.

El incremento es necesario, coincidieron los concejales en su sesión de ayer, pero enfatizaron en que se deben exigir garantías para una mejora sustancial en el servicio.

Desde el sector de los transportistas se lanzancifras para lograrlo. Ney Jiménez, del corredor central norte, señala que un incremento a USD 0,35  permitiría solventar el servicio tal como está, sin que haya mejoras. Y que un verdadero cambio se vería si el pasaje llega a USD 0,40.

En el caso de servicios interconectados como el que él dirige, propone cifras de USD 0,45 a 0,50 centavos. Jiménez explica que entre más baja la tarifa, menos se invierte en rubros como el mantenimiento de las paradas o en la pintura de los vehículos, por ejemplo. Una tarifa demasiado baja “lleva a la degradación del servicio”.

En el Municipio se trabaja a contrarreloj para llegar a un acuerdo, puesto que la compensación de USD 1 000 y 450 mensuales rige hasta el viernes. Pero el concejal Eddy Sánchez, presidente de la Comisión de Movilidad, es optimista que se dé, “por el bien de la ciudad”.

Sobre la propuesta de los transportistas comenta que son “aspiraciones. Mañana alguien dirá USD 0,50, pero hay un estudio técnico que marca la tarifa que se debe discutir de manera responsable”.

Sánchez explica que si bien hay una tarifa referencial de USD 0,34 centavos, un aumento de esa magnitud sería posible solo si estuviesen implementados sistemas inteligentes de transporte, algo que aún no ocurre.

Este proceso está en camino, según el alcalde Mauricio Rodas, quien ayer recordó que está listo para segundo debate un proyecto de ordenanza sobre el sistema integrado de recaudo. Esto permitirá, dijo, modernizar el servicio.

En contexto
El Cabildo entregó una compensación a los transportistas de Quito durante dos años y cuatro meses, a cambio de mejoras en el servicio. Ese plan vence este viernes 30 de junio de 2017. Por ello, el Concejo Metropolitano debate un incremento en la tarifa de cinco centavos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (2)