26 de abril de 2016 09:54

Tame dejará de volar a Buenos Aires desde julio para bajar costos

Un avión de Tame se observa en el aeropuerto Mariscal Sucre. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Un avión de Tame se observa en el aeropuerto Mariscal Sucre. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 40
Triste 14
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 11
Pedro Maldonado
(I) 
negocios@elcomercio.com

La aerolínea estatal Tame dejará de volar entre Quito y Buenos Aires a partir de julio próximo, informó el gerente General de la compañía, Patricio Chávez. El cierre de esta ruta es una medida que busca optimizar costos.

“Hay que cerrar lamentablemente la ruta porque genera gastos operativos que merman la rentabilidad”, indicó el Gerente, quien tiene a su cargo levantar las finanzas de una empresa que registra varios años con pérdidas.

Chávez también dio a conocer que las operaciones se cumplirán normalmente hasta el próximo 31 de junio. “Esto se hace para honrar el compromiso que existe con los pasajeros que tenían sus boletos ya comprados. Y desde julio dejaremos de volar a Buenos Aires”.

Esta será la tercera ruta que la compañía estatal cierra en lo que va del año. En enero pasado la empresa dejó de volar entre Quito y Sao Paulo (Brasil) y en febrero canceló la frecuencia entre la capital ecuatoriana y Fort Lauderdale, en EE.UU.

Tame empezó a volar a Buenos Aires en junio del 2013 como parte del plan de internacionalización de la aerolínea. El primer vuelo se realizó en el Airbus A-319 con capacidad para 138 pasajeros.

En ese entonces, el Ministerio de Turismo señaló que la ruta entre Ecuador y Argentina facilitaría el flujo turístico hacia Ecuador. En ese momento consideró que Argentina constituía un mercado de consolidación dentro del Plan de Marketing Turístico del Ecuador, PMTE 2010-2014.

Según datos de la propia aerolínea, la ruta entre las capitales de Ecuador y Argentina tuvo una ocupación promedio de 72% el año pasado. Este indicador fue el cuarto mejor que registró Tame en sus rutas internacionales después de las rutas Quito - Bogotá - Caracas; Quito - Nueva York; y Esmeraldas - Cali.

Para Nicolás Larenas, analista de temas de aviación, el mercado aéreo entre Quito y Buenos Aires es muy rentable. “La ocupación de Tame es una muy buena cifra y confirma que existe mucho movimiento entre las dos capitales”.

En los últimos días, dice Larenas, los aviones desde Quito salieron con alrededor de 90 pasajeros. Y entre enero y marzo, en la temporada de verano de Argentina, los vuelos iban con más de 120 pasajeros. “Para un avión de 130 asientos es una buena ocupación”.

En cuanto al perfil del viajero, Larenas señala que los argentinos que vienen al Ecuador son, en su mayoría, turistas jóvenes que llegan para recorrer las playas y la Sierra. En cuanto al ecuatoriano que vuela a Buenos Aires, el mayor porcentaje corresponde a estudiantes, que son parte de la comunidad académica que se forma en ese país.

El mercado entre Argentina y Ecuador está cubierto actualmente por Tame y Lan Ecuador. Según la Dirección General de Aviación Civil, el número de pasajeros que entraron y salieron en las rutas a Buenos Aires creció de 114 065 a 122 149, entre el 2013 y el 2014. Para el año pasado la expectativa era superar los
130 000 pasajeros.

El Gerente de Tame también informó que el proceso de búsqueda de un socio estratégico para la aerolínea continúa. “Estamos trabajando porque el negocio no puede esperar. En aviación las pérdidas son exponenciales y la búsqueda del socio para generar sinergias con Tame sigue”, dijo Chávez.

Según el funcionario, la idea de contar con un socio es para fortalecer y hacer rentables las rutas internacionales. “Estamos en buen camino, tenemos aerolíneas interesadas y en un plazo no mayor a dos o tres esperamos tener una idea clara de cuál será ese socio estratégico para Tame”.

En contexto
La aerolínea ecuatoriana ya suspendió dos rutas internacionales este año. La primera fue entre Quito y Sao Paulo, en enero; y un mes después se cerró la ruta hacia Fort Lauderdale, en EE.UU. El año pasado, la compañía registró un déficit de USD 10 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (16)