27 de mayo de 2014 22:19

Taladros volvieron a operar en el proyecto hidroeléctrico Coca-Codo

El vicepresidente Jorge Glas estuvo en el desvío del río Coca. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

El vicepresidente Jorge Glas estuvo en el desvío del río Coca. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 33
Contento 0
Mónica Orozco. Coordinadora

El Coca –Codo Sinclair se inaugurará en el 2016, pese a los problemas que se han registrado durante el proceso constructivo.

Así lo aseguró ayer el vicepresidente de la República, Jorge Glas, tras ser consultado sobre el tema. “Hemos tenido una reunión con Sinohydro y no ha existido modificación alguna en el plazo. Se inauguraría en la fecha prevista en el 2016”, dijo el funcionario durante un evento realizado ayer para desviar el río Coca, el cual alimentará la megarrepresa, ubicada entre Napo y Sucumbíos.

La cita, realizada en el cantón Quijos, contó con la participación de unas 150 personas, entre estudiantes, pobladores, funcionarios de Gobierno y trabajadores del proyecto, que hasta ayer registraba un avance del 64%.

Los principales problemas del proceso constructivo tienen que ver con la paralización de los dos mega taladros (conocidos como topos o tuneladoras) que se utilizan para la excavación del túnel de 24,5 kilómetros de largo, que es parte de la infraestructura.

Este canal subterráneo, que conducirá el agua hasta la Casa de Máquinas de la central para la generación de energía, tiene un avance del 73%.

Glas reconoció la paralización de los taladros, pero dijo que estos proyectos siempre tienen un componente geológico que representa un riesgo, pero que no modifica el plazo.

Luciano Cepeda, gerente de la empresa Coca-Codo Sinclair, explicó que una roca mantenía hasta ayer atrapado a uno de los taladros, pero dijo que ya fue liberado ayer.

“Por efecto de la mala calidad de la roca, una roca cayó, se asentó sobre la tuneladora y la atrapó. Esto ocurrió a comienzos del año, pero este momento, con métodos manuales hemos logrado destrabarla y está otra vez girando desde ayer”.

Enfatizó que esto no implicará trazar una nueva ruta del túnel. “Lo único que hicimos fue desatramparla y hacer que continúe girando”, enfatizó.

Trabajadores del proyecto hidroeléctrico

Durante el evento de ayer, que contó con un gran despliegue logístico que incluyó almuerzo, pantallas gigantes y juegos pirotécnicos, Cepeda explicó que el cierre del cauce natural del río Coca y su desvío por uno temporal permitirá completar la construcción de dos ataguías: infraestructuras de hormigón para proteger las obras del proyecto de las crecidas del río. Y añadió que el desvío del río Coca se mantendrá hasta el 2016, cuando el río volverá a su estado normal.

Glas señaló que el proyecto, con una capacidad instalada de 1 500 megavatios de potencia, generará en el 2016 el 36% de la energía eléctrica del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)