28 de julio de 2014 00:00

En el tablero nacional juegan 10 agrupaciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Byron Rodríguez V. y
Juan Carlos Mestanza

El registro electoral cambió, una vez que el Consejo Nacional Electoral (CNE)  borró a cuatro grupos que fueron actores políticos en los últimos años: MPD, PRE, Prian y Ruptura de los 25.

Las razones que esgrimió el CNE: no cumplieron con el mínimo del 4% de los votos en dos elecciones sucesivas, no alcanzaron el mínimo de asambleístas (3) y concejales (8%).

Estos partidos apelaron la resolución del organismo y esperan una resolución en agosto. El MPD, con 36 años de vida política, ha sido el más activo y decidió realizar, cada semana, una acción de protesta.

Este jueves 31 de julio, organizará una marcha de antorchas que partirá desde el IESS hasta el centro de Quito (18:00).

En contraste, nuevas agrupaciones constan en el último registro electoral al que accedió este Diario, el cual suma 10: Concertación (lista 35), Movimiento Unión Ecuatoriana (lista 19); los dos son nacionales.

En provincias, como Guayas, uno de los bastiones con fuerza electoral, los nuevos son: Movimiento Emergente de Transparencia y Acción (META), que lo dirige Alfonso Harb, exasambleísta del PSC; y Movimiento Salud y Trabajo que recibió del CNE el número 62 como grupo provincial. Su líder es Luis Serrano, un médico guayaquileño.

César Montúfar, politólogo y catedrático, dijo que Concertación fue fundado en el 2007 y calificado en junio del 2012; en octubre del mismo año el CNE les retiró la personería jurídica y fue recalificado en mayo del 2014.

Montúfar aclara esto: “Somos el único movimiento que entregó dos veces los requisitos de calificación. En el 2012 y 2013-2014. Hemos presentado en total 445 000 firmas y nos validaron 162 000”. Según Montúfar, son un movimiento que defiende radicalmente la democracia, los derechos humanos y las libertades públicas.

“Por ello nos ubicamos en una clara oposición al modelo autoritario, estatista y caudillista que rige los destinos del país. No escondemos ser de oposición. En una democracia se requiere de una oposición para construir una alternativa real al modelo existente. Ese es nuestro objetivo político”.

El programa de gobierno de Concertación se basa en la democracia y el Estado de derecho institucionalizados y sólidos. Propone una reforma profunda a la Constitución de Montecristi, “preservando su vocación garantista, pero cambiando sus elementos autoritarios”, dice Montúfar.

Otros postulados son una economía productiva, solidaria y sustentable en que el Estado regule y no sea el motor del desarrollo, por tanto, la iniciativa debe estar en el sector privado; y una sociedad de ciudadanos activos, libres para educarse, expresarse, crear, emprender, invertir, y trabajar.

Montúfar afirmó que tienen alrededor de 3 500 adherentes permanentes y militantes a escala nacional y directivas en 18 provincias. Se ubica en el centro político y está conformado por estudiantes universitarios, colegiales y trabajadores.

El movimiento Unión Ecuatoriana, liderado por el exfiscal Washington Pesántez (2008-2011), comenzó su camino en el 2012. Este Diario informó, el 7 de febrero de aquel año, que el grupo tiene como base al campesino de la Sierra centro.

En el lanzamiento de la agrupación participaron las juntas del campesinado de la zona, que han apoyado a Pesántez desde que dirigía el Ministerio Público. En su gestión se crearon las fiscalías indígenas y se mejoró la infraestructura física y tecnológica de esas dependencias.

El 13 de febrero del 2012 presentó su movimiento en el cantón Quero, Tungurahua. Le acompañaron campesinos y Raúl Bayas, presidente de las Juntas Campesinas.

En una entrevista que dio a Diario La Hora, luego de la inscripción, dijo que el deseo de los compañeros es que el movimiento sea representado por sus líderes y “hemos iniciado esta actividad con la finalidad de llegar al poder. No estamos para engañar a nadie ni a nosotros”.

Dijo que participará en todos los espacios electorales en el 2017. No se considera populista. “El grupo es de ideas, principios e ideologías más que de personas”. En esa entrevista afirmó que ha luchado más de 30 años por el país y que tiene analogías con el presidente Correa, “pero mantenemos nuestra identidad”.

Movimientos en Guayas

Alfonso Harb, dirigente de META, explicó que arrancó en enero del 2012 y trabajan para lograr más simpatizantes.

“Tenemos una base de más de 40 000 personas que se adhirieron y cuyas firmas fueron reconocidas, aunque nosotros tuvimos más de 90 000 adhesiones”. Ahora empezarán a recorrer la provincia para incorporar a dirigentes barriales, cantonales y parroquiales.

Buscan en META su trinchera y en cuatro años, en las elecciones, sean potenciales candidatos. El también expresidente de Barcelona aclaró que su agrupación no es ni de izquierda ni de derecha.

Se presentan como una alternativa diferente que busca captar la atención de los jóvenes y de los universitarios.

A Salud y Trabajo, el CNE le aprobó 38 599 firmas. Luis Serrano iniciará una campaña para captar simpatizantes de organizaciones políticas de izquierda, más a quienes denomina descontentos.

El trabajo realizado en la contienda política de febrero pasado es la base para ampliar el apoyo en la provincia. Según su líder apuntan a presentarse con una lista sustentada para las elecciones de asambleístas del 2017.

“Ha sido una dura lucha y un largo camino para ser reconocidos. Vamos a proponer el médico del barrio y el seguro popular diferenciado”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)