16 de junio de 2017 00:00

La suspensión de un contrato el 2015 complicó entrega de placas

Ayer, 15 de junio de 2017, en el centro de matriculación del norte de Quito, usuarios hacían fila para retirar las placas de papel. Foto: Armando Prado/EL COMERCIO

Ayer, 15 de junio de 2017, en el centro de matriculación del norte de Quito, usuarios hacían fila para retirar las placas de papel. Foto: Armando Prado/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Medina
Redactor (I)
[email protected]

Octubre del 2015. La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) levantó un informe sobre la necesidad de placas vehiculares a escala nacional. En ese documento se especifica que de manera “urgente” se requiere al menos 500 000 láminas para cubrir la demanda.

En ese año, la ANT transfería las competencias de matriculación vehicular a los municipios y se iniciaba un proceso de adjudicación para comprar placas semielaboradas.

Un año y ocho meses después de esa operación, la necesidad de las identificaciones persiste y eso se ve en las oficinas municipales de matriculación. Por ejemplo, en Quito, 15 000 series no se han entregado desde hace un año.

Miriam es una de las usuarias afectadas, pues desde enero aún no recibe la identificación de su vehículo. Ha ido a los centros de matriculación de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) tres veces y la respuesta siempre es la misma. “Dicen que hay un retraso por parte de la ANT”.

Eso lo confirma Mariela Veloz, directora de Matriculación de la AMT. Según datos de esa dependencia, los dueños de los autos deben esperar unos ocho meses. Otros municipios también han reportado demoras.

Pero, ¿qué paso con la compra que hizo la ANT? El 12 de enero de 2016 fue suspendida y declarada desierta por una disposición del Servicio de Contratación Pública (Sercop). 14 días después de la decisión, la Fiscalía recibió una denuncia por un presunto delito de cohecho en ese proceso.

La queja fue presentada por la denominada Comisión Anticorrupción. Marcela Estrella, abogada de este organismo, señala que presentaron la denuncia, porque identificaron presuntas irregularidades en el proceso de adjudicación.

Entre esos hechos está la forma cómo se había elegido a la empresa proveedora, pues al declarar emergente la compra, se recibieron ofertas directas de tres empresas, según la queja que ahora es indagada.

El expediente judicial señala que la firma que ganó se dedicada a proveer equipos tecnológicos y muebles de oficina.
Esta empresa ofertó cada placa por USD 7,20. Las otras dos proveedoras fijaron sus costos en USD 7,90 y 7,65.

En total, el contrato se firmó por USD 3,6 millones y ese valor ahora es investigado, pues en la documentación que reposa en la Fiscalía se indica que otras empresas de Ecuador ofertan cada lámina entre USD 1,94 y 2,20.

También, aparecen los valores comparados con otros países. Dos meses antes de que la ANT iniciara la compra, República Dominicana, por ejemplo, adquirió 73 700 placas terminadas a USD 2,56 cada una.

Esos datos también son investigados por los agentes.
Este Diario pidió una respuesta a la ANT y el organismo respondió en dos páginas. Informó que, en efecto, la institución no abrió otro proceso de adquisición hasta mayo pasado. Por eso, una empresa, ubicada al sur de Quito, se encargó de fabricar las identificaciones que luego son llevadas a los distintos municipios.

En Cuenca, por ejemplo, el 8 de junio, la Empresa Municipal de Movilidad (EMOV) recibió 300 placas, aunque desde el 2016 a la ANT han solicitado 700, para carros que cambian de servicio (de público a particular o viceversa) o por pérdida y deterioro.
Además, están pendientes

5 000 para los autos nuevos y en bodegas hay menos de 100.
Por eso, los municipios han optado por las series impresas en papel. En abril, la entidad publicó un comunicado señalando que la distribución se realiza de forma normal con base en un cronograma. El miércoles, 14 de junio de 2017, la ANT dijo que para este año se requerían 261 000 pares de láminas. La entidad sostuvo que este mes adquirió 38 069 identificaciones semielaboradas.

Según la Agencia, la adquisición de estas nuevas láminas se realizó “mediante un proceso de subasta inversa” y llegarán a mediados de agosto.

A finales de este mes, en cambio, la ANT prevé iniciar un nuevo procedimiento de contratación para cubrir la demanda total de este año.

Hasta que esto ocurra, los municipios entregarán las identificaciones provisionales. Ayer, 15 de junio, por ejemplo, en el centro de matriculación del parque Bicentenario, en Quito, al menos siete personas retiraban las series de papel, que caducan en seis meses.

En contexto
Los primeros problemas ocurrieron en el 2015. Desde ese año, la falta de placas ha sido recurrente en varias provincias. Los municipios piden a la Agencia Nacional de Tránsito que abastezca de este material, que es producido por una empresa en Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)