23 de mayo de 2018 21:16

Suspenden diálogo ante falta de consenso y gobierno reprime protestas en Nicaragua

Sindicatos, representantes de la sociedad civil y estudiantes dan una conferencia de prensa después de la cuarta reunión de las conversaciones del diálogo nacional entre representantes del gobierno, obispos católicos de Nicaragua y la oposición. Foto: AFP

Sindicatos, representantes de la sociedad civil y estudiantes dan una conferencia de prensa después de la cuarta reunión de las conversaciones del diálogo nacional entre representantes del gobierno, obispos católicos de Nicaragua y la oposición. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP
Managua

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El diálogo entre el gobierno y opositores en Nicaragua quedó suspendido este miércoles (23 de mayo del 2018) ante la falta de consenso en la agenda de trabajo, mientras se producían enfrentamientos en rutas bloqueadas por manifestantes en el interior del país.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) suspendió las conversaciones con las que se buscaba poner fin a la crisis política después que el gobierno y opositores no lograron acuerdos para avanzar en la discusión de una agenda, donde se pedía adelantar las elecciones para buscar una salida a la crisis política y social

Desde que comenzaron las manifestaciones contra el gobierno el 18 de abril pasado se registran 76 muertos, 868 heridos y 438 detenidos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el lunes culminó una misión en Nicaragua.

“Dado que hoy no hay consenso entre las partes, en la CEN lamentamos vernos obligados a suspender la mesa plenaria del dialogo nacional”, informó la jerarquía eclesiástica en un comunicado tras ocho horas de infructuosa reunión en Managua.

Estudiantes levantan una barricada en los alrededores de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) el 23 de mayo de 2018, durante protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en Managua (Nicaragua). Foto: EFE

Estudiantes levantan una barricada en los alrededores de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) el 23 de mayo de 2018, durante protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en Managua (Nicaragua). Foto: EFE


Los religiosos, que actúan como mediadores en las conversaciones, propusieron crear una comisión mixta de seis personas, tres por cada parte, para que busquen un consenso que permita reanudar el diálogo, no sin antes recordar que “de ellas depende la paz y la vida de muchos nicaragüenses”.

Mientras las posiciones se mantenían inflexibles en la mesa de diálogo, grupos afines al oficialismo atacaron a manifestantes que bloquean el paso en rutas del interior del país, denunciaron opositores al término de las negociaciones.

Los enfrentamientos se registraron en León (oeste) y Nueva Segovia (norte) , donde habría un número no precisado de heridos por piedras y petardos, según imágenes transmitidas por el canal 15 de televisión y videos colgados en redes sociales por manifestantes.

El proyecto de agenda en la cuarta sesión de diálogo prevía debatir una reforma parcial a la Constitución y a la ley electoral “ a fin de adelantar las elecciones presidenciales, municipales, legislativas y regionales a la mayor brevedad posible”.

El canciller Denis Moncada manifestó que esa agenda, con un llamado a elecciones anticipadas, “tiene visos de desmontar el estado constitucional del gobierno electo y (...) es una ruta camuflada” para un golpe de Estado contra el presidente Daniel Ortega.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se pronunció en Washington sobre la situación de crisis en Nicaragua, cuya salida “debe ser electoral”, según advirtió.

“Cualquiera que piense que Nicaragua tiene una solución diferente a la electoral se equivoca gravemente. Cuando la sociedad esta polarizada, la decisión debe volver en forma urgente al soberano: el pueblo”, dijo Almagro en un mensaje difundido por la OEA.

Los obispos expusieron en la iniciativa de agenda que la convocatoria de elecciones libres y transparentes debería incluir la observación internacional de la OEA, la Unión Europea y el Centro Carter, entre otros, indica el documento.

El presidente Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo fueron elegidos en noviembre de 2016 para un período de cinco años que culmina en enero del 2022.


“Golpe de Estado”
El canciller Moncada alegó que los temas de la agenda se proponen “ cambiar al gobierno de Nicaragua al margen de la Constitución, del ordenamiento jurídico y violando la constitución y las leyes ” .

Manifestó asimismo que la agenda no fue consensuada antes de ponerla a debate en la mesa de diálogo, cuyo tema principal -consideró- debe ser resolver el bloqueo de las carreteras que esta afectando a la población y a la economía.

El delegado de la sociedad civil, el académico Carlos Tunnermann, lamentó por su lado que los delegados del gobierno “no traen (al diálogo) la voluntad política de recuperar la democracia”, que fue el punto de entrada para iniciar las pláticas.

El 18 de abril pasado comenzaron las manifestaciones contra el gobierno, que hasta el momento dejan 76 muertos, 868 heridos y 438 detenidos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el lunes culminó una misión en Nicaragua.

La CIDH encontró en el país centroamericano una situación “más grave de lo que pensábamos”, dijo la chilena Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua, en una conferencia de prensa en Washington este miércoles, en la que participó vía Skype desde Chile.

En su informe preliminar, la CIDH reveló “graves violaciones a los derechos humanos” caracterizadas por “un uso excesivo” de la fuerza pública y de terceros armados para reprimir las protestas.

Además, incluye “varios testimonios (que) hablan del uso de francotiradores” en Managua y Matagalpa (norte), lo que indica “la posibilidad de que se habrían registrado ejecuciones extrajudiciales”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)