6 de abril de 2018 00:00

El sur de Quito y Tababela son los lugares más lluviosos

Las lluvias afectaron ayer al sur. En la Av. Cardenal de la Torre y Ajaví, una mujer y un niño estaban a merced del clima. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Las lluvias afectaron el 5 de abril al sur de Quito. En la av. Cardenal de la Torre y Ajaví, una mujer camina con un poncho de agua y un paráguas. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 3
Daniel Romero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

“Abril, aguas mil”. Los datos de los 22 pluviómetros del Municipio de Quito no contradicen esa afirmación popular, mientras que el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) indica que las zonas con más lluvias son el sur y Tababela.

Juan Zapata, secretario de Seguridad del Municipio, señaló que hasta el 2 de abril del 2018 los pluviómetros municipales indicaron que el promedio de lluvias era 18 milímetros por metro cuadrado. La medida considerada normal es 12 milímetros por metros cuadrado. Pero el 3 y 4 de abril el promedio llegó hasta los 30 milímetros por metro cuadrado, según el Municipio.

“Con base en la información que tenemos y lo que nos ha dicho el Inamhi, abril será un mes bastante complicado. Hay una tendencia al alza en los niveles de las precipitaciones”, informó Zapata.

Cristian Paliz, técnico del Inamhi, señaló que, desde inicios de abril, el norte de la ciudad ha sido el área en dónde más se ha elevado el nivel de las precipitaciones. “El miércoles pasado, por ejemplo, hubo 29 milímetros por metro cuadrado, cuando el promedio que se registraba era entre los 2 y 14 milímetros por metros cuadrado”, dijo.

En el sur de Quito, el mismo día, hubo un nivel de precipitaciones de 27 milímetros por metro cuadrado. Sin embargo, Paliz señala que la diferencia es que, a finales de marzo e inicios de abril, las cifras eran similares en esa zona de Quito.

Paliz señaló que, por ejemplo, en el norte de la ciudad, del total de lluvias calculadas para abril, en Iñaquito (norte) ya llovió un 27%, Izobamba (sur) 31% y en Tababela, un 42% de lo se proyectaba
En la Sierra hay dos temporadas con lluvias más fuertes. Una se produce entre octubre y diciembre. La otra ocurre entre los meses de febrero y mayo. Dentro de esta temporada, abril es el mes con más precipitaciones en la Sierra. Mientras que, para la Costa, en marzo llueve más.

“El que en abril haya más lluvias tiene que ver con el traslado del sol, de sur a norte. A esto se suman factores como el incremento del calor que agilita los procesos en la atmósfera y la convección del agua. Así se forma la denominada zona de convergencia intertropical que influye en que haya más lluvias en el país”, señaló Paliz.

Entre el miércoles y ayer hubo 29 emergencias. Los datos de la Secretaría de Seguridad del Municipio muestran que el miércoles 4 de abril del 2018 fue el día más complicado en la capital, ya que se atendieron 21 urgencias.

Las emergencias continuaron ayer. Hasta el cierre de esta edición, los organismos de socorro actuaron en ocho urgencias entre las que hubo: acumulaciones de agua, riesgo de colapso de unas rejillas en el intercambiador de la avenida 10 de Agosto y Naciones Unidas, riesgo de derrumbe de una casa en Conocoto, la rotura de una tubería y la inundación de una vivienda en Cumbayá.

Uno de los barrios afectados por las inundaciones producto de las lluvias fue El Inca. En la calle Las Cucardas no cuentan con alcantarillado y tras las lluvias registradas el pasado martes 3 y miércoles 4 de abril del 2018, varias fueron las emergencias en ese es sector.

La casa de Miguel Anaguano, morador de ese barrio, fue afectada. Su vivienda se ubica en el pasaje D, en donde no hay alcantarillado por lo que el agua ingresó a su vivienda. “El pasaje se transforma en un río, hemos realizado varias solicitudes para que las autoridades atiendan nuestro pedido, pero hasta el momento no hemos recibido ayuda”, añadió.

En el barrio Fuente de Luz (norte), las calles de este sector resultaron afectadas por las lluvias, se formaron grietas y huecos. Adicionalmente se produjo un deslizamiento de tierra que impidió que los autos pudieran circular.

Blanca Tocaín, moradora del sector, comentó que por las lluvias los vecinos tuvieron que caminar entre lodo y sus pies se hundían a cada paso.

“La situación que nosotros vivimos con el invierno fue desastrosa, un taller donde se realizan soldaduras resultó también afectado, ingresó el agua y varias herramientas de trabajo se dañaron”, afirmó.

Como parte del Plan Lluvias, lanzado desde octubre del 2018, el Municipio de Quito tiene ubicado 60 barrios susceptibles a inundaciones y 92 a movimientos en masa.

Zapata indicó que, hasta el momento se han invertido USD 32 258.592,23 en obras de mitigación como muros de contención y recubrimiento de taludes y colocación de disipadores de energía del agua en barrios como El Calzado, en el sur de la capital. Además de esas obras, en los barrios se realizan capacitaciones y simulacros para preparar a los vecinos sobre cómo actuar.

En contexto

Los datos con los que cuenta la Secretaría de Seguridad del Municipio reflejan que, entre octubre e inicios de abril del 2017, se atendieron 579 emergencias. En el mismo período, durante este año, hubo asistencia en 280 urgencias por lluvias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)