12 de enero de 2018 10:46

En Rancho Los Pinos y Lucha de los Pobres hay riesgo al cruzar la vía rápida

Agentes de tránsito ayudan a cruzar la Avenida Simón Bolívar en el sector de la Lucha de los Pobres. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los vecinos del sector están en riesgo al momento de cruzar la Avenida Simón Bolívar, en el sector de la Lucha de los Pobres. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
María Belén Merizalde

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Señalética, bandas de protección para disminuir la velocidad y conos de prevención fueron colocados en la avenida Simón Bolívar, a la altura de la Lucha de los Pobres, en el sur de Quito, para permitir un cruce seguro.

A esto se suma la presencia de agentes civiles que permanecen en el lugar de 06:00 a 20:00.

Estas medidas se tomaron luego de la protesta que realizaron los moradores de la Lucha de los Pobres Alta y Rancho Los Pinos, el pasado 4 de enero, por los múltiples arrollamientos que se habían producido luego de que parte del puente peatonal que se ubica en el sector fuera derribado por un automotor pesado.

“Son más de cuatro meses que hemos pasado sin puente peatonal, arriesgando nuestra vida al cruzar”, comentó María Taco, habitante de Rancho Los Pinos.

Andrés Valdivieso, director de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), explicó que en una reunión mantenida con los vecinos se les indicó que el puente estará repuesto hasta mediados de febrero.

“Tomamos algunas medidas para un cruce seguro. La presencia de agentes es fundamental, porque al ser una vía rápida no podíamos colocar semáforos”, mencionó el funcionario.

Agentes de tránsito ayudan a cruzar la Avenida Simón Bolívar en el sector de la Lucha de los Pobres. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Agentes de tránsito ayudan a cruzar la Avenida Simón Bolívar en el sector de la Lucha de los Pobres. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Para Milena Cabascango, quien debe cruzar la avenida todos los días para dirigirse a su centro de estudios, la presencia permanente de los agentes de tránsito ha contribuido mucho en la seguridad de los peatones. “Antes los agentes venían solo algunas horas, ahora ya están siempre ayudando a cruzar”.

Según cifras de la Epmmop, durante el 2017 seis puentes peatonales resultaron afectados por accidentes de tránsito y en ninguno de los casos se logró detener a los responsables.

“En años pasados solo se registraban de dos a tres daños de puentes”, indicó Valdivieso.

Reponer la parte derribada del puente tiene un costo de USD 15 000.

Otro puente que fue derribado es el que se ubica en la avenida 10 de Agosto y Tufiño, en el norte de Quito.

Valdivieso señaló que allí se repondrá la parte afectada en máximo tres meses.

La Epmmop tiene a su cargo 102 puentes peatonales colocados en distintos puntos de la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)