2 de junio de 2015 07:00

Intentan rescatar a supervivientes atrapados tras naufragio en China

Rescatistas buscan pasajeros tras el hundimiento de un barco turístico hoy, martes 2 de junio de 2015, en Jianli, provincia de Hubei (China). Foto: EFE

Rescatistas buscan pasajeros tras el hundimiento de un barco turístico hoy, martes 2 de junio de 2015, en Jianli, provincia de Hubei (China). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 15
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA
Jianli (China)

Un barco de pasajeros con 458 personas a bordo naufragó en medio de una tormenta en el centro de China, en el río Yangtsé, y hasta ahora sólo han podido ser rescatados una decena de supervivientes, en tanto que otras personas siguen atrapadas en el casco de la nave.

Por el momento sólo se informó de la recuperación de cinco cadáveres y se desconoce cuántas víctimas habrá. Los equipos se rescate se esfuerzan por sacar a los que quedaron atrapados después de que sus golpes alertaran de la existencia de supervientes dentro del barco, que se encuentra semihundido con la quilla hacia arriba.

Entre los rescatados con vida están el capitán y el jefe de ingenieros, que fueron detenidos. Ambos declararon que en la noche del lunes (1 de junio del 2015) de pronto se produjo un tornado que hizo volcar el buque.

"En apenas uno o dos minutos se hundió", cita al capitán la agencia local Xinhua. La oficina meteorológica confirmó que en el momento del accidente había fuertes vientos en la zona "de hasta 120 kilómetros por hora", según el diario Hubei Ribao.

El temporal dificultaba hoy la búsqueda de los 440 desaparecidos. El primer ministro del país, Li Keqiang, viajó al lugar del accidente.

El barco Estrella del Oriente (Dongfang Zhixing) se encontraba en viaje de Nanjing, en el este de China, hacia Chongking, en el sudoeste del país, con turistas chinos en su mayoría de entre 60 y 80 años.

El naufragio se registró cerca del popular destino turístico de las Tres Gargantas en Jianli, en la provincia Hubei. La profundidad del agua es de 15 metros en el lugar del accidente, informó la agencia de noticias China News Service.

Entre las 458 personas a bordo había 406 pasajeros, 47 tripulantes y cinco empleados de agencias de viajes, según la agencia Xinhua.

El barco, construido en 1994, tiene capacidad para más de 500 pasajeros, no iba sobrecargado y según las primeras informaciones contaba con suficientes chalecos salvavidas.

Del barco de 76 metros de largo sólo se ven la quilla, parte de la hélice y del timón. Unos buzos rescataron a una mujer de 65 años del casco pero se desconoce si hay esperanza para el resto de desaperecidos.

Actúan en la operación más de 3 000 policías, soldados y otros efectivos, así como más de 30 barcos y 100 botes más pequeños. La policía paramilitar envió más de 1 000 soldados para participar en la búsqueda con 40 botes neumáticos.

Más de 100 de los turistas habían reservado el crucero de unos 10 días en una misma oficina de viajes de Shanghai, ante la cual los familiares buscaban hoy información sin ningún éxito, pues estaba cerrada.

Un cartel señalaba que el responsable se había ido al lugar del accidente para "ayudar a coordinar las tareas de rescate". La lista de pasajeros publicada online señala que las edades van desde 3 a 83 años, aunque la mayoría eran personas mayores procedentes de Shanghai y de la vecina provincia de Jiangsu. El accidente ocurrió a las 21:30 horas del lunes, según Xinhua.

Otro barco encontró a dos supervivientes en el agua sobre las 22:10 y dio la alarma, de modo de que un bote patrulla pudo rescatarlos. Uno de ellos era el capitán. Por qué fue uno de los primeros en saltar de la nave arroja muchas dudas sobre el accidente, aunque un funcionario de rescate marítimo lo defendió alegando que todo ocurrió demasiado rápido y que el capitán no tuvo tiempo ni de dar la señal de socorro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)