22 de abril de 2015 16:42

Superintendente de Bancos: sector financiero es saludable, sólido y confiable

Foto: Cortesía de la Asamblea Nacional

El superintendente de Bancos, Cristian Cruz, acudió a la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional. Foto: Cortesía de la Asamblea Nacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 8
Contento 49
Redacción Negocios (I)

El superintendente de Bancos, Cristian Cruz, acudió este miércoles 22 de abril del 2015 a la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, para explicar la aplicabilidad de las disposiciones contenidas en la Ley Orgánica de Cierre de la Crisis Bancaria de 1999. En el marco de esa comparecencia, el Superintendente se refirió a la situación del sistema financiero, al cual calificó de “saludable, sólido y confiable. Tiene liquidez y cuenta con muy buenos indicadores financieros y de gestión”. Y añadió: “Podemos ver que entre marzo de 2014 a 2015 ha existido el incremento del nivel de activos en más de USD 2 300 millones, mientras que los depósitos aumentaron 1 400 millones en igual período”.

Al cierre del primer trimestre del 2014, la banca privada tuvo una utilidad de USD 70 millones y en igual período del 2015 se incrementó a 79 millones, un crecimiento del 12,8%. El indicador de solvencia a marzo de 2014 fue de 11,85% mientras que a marzo de 2015 subió al 12,75%.

Según información de la Superintendencia de Bancos, el sistema financiero ecuatoriano se encuentra con “excelentes indicadores financieros y de gestión” en lo que va del 2015, y con “muy buenas perspectivas de un mayor fortalecimiento” en lo que resta del año. Los depósitos a la vista y a plazo fijo se han incrementado en USD 1 438 millones, es decir un 5,93% de marzo 2014 a marzo 2015, alcanzando los USD 25 688 millones.
El saldo de cartera total ha tenido un crecimiento de 14,71% de marzo 2014 a marzo 2015, ubicándose por primera vez por sobre los USD 20 000 millones.

Cierre de la crisis bancaria

El Superintendente explicó la aplicabilidad de las disposiciones contenidas en la Ley Orgánica de Cierre de la Crisis Bancaria de 1999, luego de un año de vigencia de la normativa, junto al representante de la Corporación Financiera Nacional, Roberto Murillo, y la delegada de la Unión de Gestión de Depósitos Públicos (UGDP), Cynthia Torres.

Según un comunicado de la Asamblea Nacional, el funcionario habló de la inscripción de transferencia de acciones y cesión de particiones, sobre el pago de acreencias al sector público y privado, la caducidad del cobro y la corrección de errores. Indicó que de acuerdo con la información proporcionada por el Banco Central se realizaron las acciones necesarias para cumplir la extinción de acreencias entre IFIS, sin embargo, dejó constancia que las acreencias no depositarias serán ejecutadas en el siguiente semestre, ya que las mismas solo podrían ser honradas una vez finiquitado el pago de acreencias del sector público, cuyo plazo concluyó el 20 de febrero de 2015.

Dijo que existen operaciones con saldos menores o iguales a USD 5 000 de deudores que se acogieron al recálculo, se determinó que no se ha eliminado el historial crediticio de los mismos; tanto de aquellos que, producto de la aplicación de la ley registraron la cancelación de sus deudas, como de los deudores que suscribieron convenios por los saldos pendientes de pago y se lo hará una vez que se crucen todos los datos de las entidades.

Destacó que la Superintendencia verificó las acciones ejecutadas por el Banco Central y la CFN, a fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en la Ley para el Cierre de la Crisis Bancaria de 1999, dejando constancia que estas entidades deberán poner en conocimiento de la Asamblea Nacional sus informes.

Roberto Murillo manifestó que en esta institución se registraron 852 operaciones de crédito; se extinguieron 19 instituciones financieras y dentro del proceso de recálculo receptó 198 solicitudes para el análisis, de las cuales ninguno de los clientes presentó condición de vinculados; 143 fueron canceladas lo que significó una cancelación de obligaciones en el orden de 68,63 millones de dólares.

De las 852 operaciones originadas en las instituciones financieras extintas, 326 créditos se cancelaron con el beneficio del recálculo, 30 operaciones se generaron y 496 no se acogieron a este beneficio.

Mientras que Cynthia Torres, de la UGDP, manifestó que al 20 de febrero las instituciones debieron reportar las cifras y valores a esta unidad para consolidar los datos y que puedan ser tomadas en cuenta dentro del gran proceso liquidatorio de cada uno de los grupos económicos que en su momento fueron objeto de este tema nefasto; sin embargo la información le entregaron a marzo por lo que esperará que concluyan los procesos liquidatorios para dar un informe a la Comisión sobre su trabajo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (54)
No (5)