24 de marzo de 2017 00:00

Superintendencia de Compañías zanja dudas empresariales sobre norma NIIF

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
Redacción Negocios

La Superintendencia de Compañías aclaró ayer (23 de marzo) la forma en la que las empresas deben estimar las reservas para las jubilaciones de sus trabajadores.

Un ajuste a una de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) generó preocupación en el sector empresarial estos días.

El cambio se refiere específicamente a la Norma de Contabilidad 19 (NIC), que debe aplicarse a los balances 2016 de las empresas grandes y cuyo plazo para presentarse vence el 31 de marzo próximo.

El ajuste normativo dispone que la tasa de interés para calcular la provisión por jubilación se relaciona con la moneda y ya no con el país. Como en Ecuador se usa el dólar, una divisa que opera en mercados bursátiles desarrollados, la referencia sería la tasa de los bonos corporativos de EE.UU., que está en el 4%.

Antes se aplicaba la tasa de los bonos emitidos por el Gobierno ecuatoriano, que va de entre el 7 y el 10%.

Mientras más baja es la tasa, más altas son las reservas que deben realizar las empresas. El tema generó consultas con actuarios, auditores y autoridades sobre qué tasa usar.

La Cámara de la Industria de la Producción (CIP) estimó que el uso de la tasa de bonos corporativos de EE.UU. obligaba a las empresas a aumentar sus reservas, con un impacto negativo en el patrimonio de las empresas grandes del país que ascendía a USD 645 millones.

Pero ayer la Superintendencia aclaró que el mercado ecuatoriano de valores es de alta calidad y sus características pueden asociarse a las de un mercado amplio, por lo tanto “es razonable estimar la tasa de descuento en los parámetros de los valores negociados en las bolsas de valores del Ecuador, 7-10%, y no al 4% de los bonos corporativos de EEUU”.

El pronunciamiento de la autoridad de control generó alivio en el sector empresarial. Richard Martínez, Presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano y Presidente de la CIP, dijo que la aclaración permite generar certeza sobre las tasas de descuento aplicables para el cálculo de las reservas y zanjar las diferentes interpretaciones que se habían generado en los últimos días.

Tras la declaración de la entidad, dijo Martínez, se podrá aplicar las tasas de los rendimientos de los bonos u obligaciones corporativos de alta calidad, emitidos o que se cotizan en el mercado de valores del Ecuador. “Nos parece lo más saludable para no afectar el entorno de negocios”.

Los gremios advirtieron que de haber tenido que usar la tasa de los bonos corporativos de EE.UU. se habrían sentido efectos en las empresas, trabajadores, accionistas e incluso el Fisco.

Para la CIP, un aumento de las reservas habría conllevado a una reducción del capital de trabajo y de inversión.

Para los trabajadores, una sobreprovisión reduce el monto de participación de utilidades a ser distribuido ya que los gastos deducibles se incrementan. En el tema fiscal, el gremio advirtió que un aumento de ahorros de las empresas habría elevado el gasto deducible y, por tanto, un menor pago de impuestos.

Patricio Alarcón, titular de la Cámara de Comercio de Quito, calificó como una buena noticia el pronunciamiento de la entidad de control. Advirtió que la norma había generado un sinnúmero de interpretaciones.

Alarcón dijo que un aumento de reservas elevaba el gasto de las empresas. Sin embargo de ello, cree que la entidad de control debería emitir un reglamento sobre el tema, “sobre todo para evitar nuevas interpretaciones respecto al tema tributario”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)