22 de diciembre de 2015 00:00

Sumergible con droga pertenecía a las FARC

El semisumergible arribó la mañana de ayer, 21 de diciembre del 2015, a Manta, vigilado por agentes guardacostas y un helicóptero de la Policía. Foto: Patricio Ramos / EL COMERCIO

El semisumergible arribó la mañana de ayer, 21 de diciembre del 2015, a Manta, vigilado por agentes guardacostas y un helicóptero de la Policía. Foto: Patricio Ramos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 11
Reds. Seguridad y Manta (I) 
seguridadec@elcomercio.com

El semisumergible fue escoltado por agentes y por un helicóptero aeropolicial. Así llegó ayer, 21 de diciembre del 2015, a Manta, cuatro días después de su captura a 350 millas de las costas ecuatorianas.

Allí se conocieron detalles concretos de este aparato: había zarpado de la playa de Cabo Manglares, en el departamento colombiano de Nariño, trasladaba 3 toneladas de drogas y los tres tripulantes extranjeros quedaron detenidos. Además, la Policía colombiana -que participó en la detención- reveló que la nave pertenecíaa un grupo vinculado con las FARC.

La embarcación estaba sujeta por una cuerda amarrada a la estructura del guardacostas Isla Fernandina y ahora quedó en poder de la Fiscalía.

Sus investigadores saben que las mafias internacionales del narcotráfico varían permanentemente las rutas marítimas.
Antes, por ejemplo, usualmente recorrían Colombia, Perú y México. Desde ahí seguían rumbo a los países asiáticos.

Ahora pasa por Ecuador (país de tránsito) a Centroamérica.
¿Por qué optar por el océano? Hugo Álvarez, capitán del puerto de Manta, tiene una respuesta: porque son casi indetectables. En este caso fue un avión Supertucano que descubrió este aparato ilegal.

Mientras en Manta se entregaba la nave, los policías anunciaban otro operativo antidrogas. Se trataba del decomiso de 250 kilogramos de alcaloides descubiertas en el operativo denominado Dos Caminos, y la Policía no descarta que ese cargamento esté relacionado con el semisumergible. Las investigaciones continuarán.

De hecho, los decomisos han sido permanentes. Entre enero y octubre de este año suman 68 toneladas de alcaloides descubiertas a escala nacional.

Los investigadores también han contabilizado cinco sumergibles entre el 2013 y este año. Solo en el 2015 aparecieron dos en Esmeraldas.

Uno de estos fue localizado y destruido con explosivos en una operación militar entre Colombia y Ecuador. En ese entonces, en las primeras indagaciones se determinó que la nave fue anclada en una zona de manglar del río Mataje, para un mantenimiento de rigor.

Por datos como estos, se conoce que las bandas delictivas mueven toda una estructura para poder trasladar las cargas ilegales a través del agua.

El fiscal de Manabí, Vicente Párraga, dice que los países por donde pasan las naves se valen de comunicación satelital, para coordinar acciones. Los mensajes continuos en los que se marcan las coordenadas de las aparatos son enviados con frecuencia a los agentes policiales y de la Armada, para que puedan seguir las rutas.

En este último caso, la Fiscalía dice que dentro del semisumergible aparecieron unos 100 sacos de yute que contenían entre 20 y 30 paquetes de droga cada uno. Todo estaba embalado con cinta café. Y no se descarta que el destino final haya sido Centroamérica.

El fiscal Rubén Balda dispuso el pesaje de la carga, la verificación de la sustancia y la recepción de las versiones de los tres detenidos. Además, delegó a Criminalística para que realizara una pericia a la embarcación.

El Consulado colombiano también fue notificado sobre la detención de las tres personas que son investigadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)