16 de agosto de 2016 11:24

El movimiento SUMA, entre dos alianzas de centro-derecha

El 11 de julio, la Unidad se reunió en Tababela. Por SUMA acudió Guillermo Celi. Foto: Archivo: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

El 11 de julio, la Unidad se reunió en Tababela. Por SUMA acudió Guillermo Celi. Foto: Archivo: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 38
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 3
Contento 19
Ana María Carvajal y
Andrés Jaramillo (I)

El movimiento SUMA pulula entre la Unidad, donde está el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot y Compromiso Ecuador, del precandidato presidencial Guillermo Lasso.

Esa "indefinición política" responde a un cálculo, según Andrés Seminario, experto en campañas electorales. Si ahora opta por uno u otro bando, le generará un costo político, pues perderá el respaldo de una u otra facción.

Por eso es mejor estar en medio mientras se acercan las elecciones y se conocen quienes tienen mayores opciones para ganar. Finalmente, advierte el especialista, SUMA optará por la agrupación que más lo fortalezca.

Además, la organización política es consciente de que necesita estar vinculado a una alianza porque no tiene una estructura propia y amplia, como advierte el analista Francisco Rocha.“Fue el resultado de un momento político, que le permitió tener autoridades seccionales. No es consecuencia de un proceso”.

Según Guillermo Celi, presidente nacional del movimiento, los diálogos con Creo van encaminados a lo mismo que motivó la creación de la Unidad: buscar candidaturas y trabajar en un plan de Gobierno para el país.

Por ello, esta no es la única organización con la cual han conversado en los últimos meses. Aclara que se han dado también encuentros con Manuel Chugchilán, presidente de la Federación Nacional de Indígenas Evangélicos (Feine); Édgar Sarango, de la Confederación Nacional de Trabajadores del Ecuador (CTE); Miguel García, de la Federación Nacional de Servidores Públicos del Ecuador...

Y se planea que esta semana se haga una reunión en donde se aglutine no solo el sector político, sino también al social.
Celi, ante la ausencia de una definición política con las alianzas más fuertes de la centro-derecha, aclara que será el Consejo Directivo Nacional Ampliado el que resuelva la posición de SUMA frente a las elecciones del 2017.

La fecha de su reunión aún no está fijada, pero espera que se realice en las siguientes dos semanas. Precisamente, en ese período se cerrará el plazo para que los miembros de la Unidad, donde también está el prefecto azuayo Paúl Carrasco; el prefecto de Zamora Chinchipe, Marcelino Chumpi: y el líder de Avanza, Ramiro González, postulen a sus precandidatos a la Presidencia.

El 14 de julio, Guillermo Celi, en cambio se reunió con los dirigentes del partido Creo. Foto: Archivo: API

El 14 de julio, Guillermo Celi, en cambio se reunió con los dirigentes del partido Creo. Foto: Archivo: API

El 30 de septiembre, la alianza presentará oficialmente a su binomio, aunque hasta ahora el único nombre en firme es el de la asambleísta socialcristiana Cynthia Viteri.

Ella dijo que las reuniones que ha mantenido SUMA no la sorprenden porque fue un acuerdo de la reunión que tuvieron en Tababela, en julio pasado. Ahí se aclaró que todos los integrantes pueden ampliar la Unidad.

Sobre el acercamiento con Creo, Viteri dice que eso está “en el campo de las decisiones que tome SUMA. Está en absoluta libertad de decidir si permanece en la Unidad o apoya al candidato de Creo”.

Por lo pronto, ese movimiento ha confirmado su participación en la reunión de la Unidad que está prevista para este viernes. En esa alianza, SUMA aún irá como una de las fundadoras de la coalición.
Cuando comenzó a cuajarse esa iniciativa, incluso el alcalde de Quito Mauricio Rodas, líder de SUMA, tuvo una participación más activa.

Estuvo en el encuentro el 23 de febrero del 2015, en Cuenca, donde se celebró un año de la victoria electoral y se inició la Unidad. Rodas mantuvo acercamientos con líderes locales desde que asumió la dirección del municipio capitalino, que también incluyeron reuniones directas con Nebot.

Juntos convocaron y participaron en marchas en contra del régimen del presidente Rafael Correa.

Pero en enero de este año, cuando se firmó un acuerdo legislativo -el primer paso de esta alianza hacia las elecciones del 2017- Rodas no asistió.

Desde entonces, quien está a cargo de la negociación política es Guillermo Celi.

explica que este era un paso lógico, puesto que SUMA es “un equipo y es importante que en un movimiento haya varios liderazgos”.

Rodas justificó en enero pasado su inasistencia informando que su prioridad eran los asuntos relacionados con el Metro de Quito, pero que continuaba apoyando a la Unidad. “Es importante que el Alcalde esté dedicado tiempo completo a servir a los quiteños y en mi caso, las definiciones políticas”, señaló Celi.

Su deber, sigue, como presidente del Movimiento, es liderar y coordinar el apoyo en todas las alcaldías de SUMA y recorrer el país con los asuntos políticos y preelectorales.

Para Seminario, el paso al costado que dio Rodas es acertado porque sabe que la ciudadanía -sus electores-, lo juzgarán no por su papel en las elecciones que se avecinan sino por el trabajo que haga o deje de hacer por Quito. “Es acertado que sea un actor pasivo y que priorice los intereses de la urbe por sobre los de SUMA. Pero será complicado, porque es la figura más visible”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (9)