15 de junio de 2016 13:31

Los sueños truncados de cuatro mexicanos muertos en la masacre de Orlando

La escritora de la saga 'Harry Potter', J.K. Rowling lamentó en su cuenta de Twitter el fallecimiento de uno de los trabajadores del parque de la saga del niño mago en el tiroteo de Orlando. Fotos: EFE, Twitter J.K. Rowling.

La escritora de la saga 'Harry Potter', J.K. Rowling lamentó en su cuenta de Twitter el fallecimiento de Luis Sergio Vielma, uno de los trabajadores del parque de la saga del niño mago en el tiroteo de Orlando. Fotos: EFE, Twitter J.K. Rowling.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 19
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

El destino los llevó hasta Estados Unidos por la precariedad económica de sus pueblos de origen: Los cuatro jóvenes mexicanos que murieron el domingo pasado en el ataque del Pulse, un bar gay de Orlando (Florida), dejaron inconcluso su 'sueño americano' hacia una vida mejor.

Luis Sergio Vielma

De 22 años de edad, era empleado del parque temático de los Estudios Universal en la sección de Harry Potter. Nació en Estados Unidos, hijo de emigrantes del emprobrecido estado mexicano de Guerrero (sur).

Era un muchacho “ejemplar, estudioso”, amante del fútbol, frecuentaba la iglesia y era asiduo al ejercicio, recordó su padre, José Luis Vielma, en declaraciones a Radio Imagen.

“Esa fue la única vez que fue a este lugar (Pulse). Ni tomaba, no fumaba, no drogas”, añadió el padre.

La misma noche de la masacre, habló con el joven por teléfono. “Sí papi, I love you, te quiero mucho”, se despidió su hijo.

La escritora J.K. Rowling, creadora de la saga Harry Potter, publicó en Twitter una imagen del joven. “No puedo dejar de llorar”, se lamentó la británica.

Joel Rayón Paniagua

De 32 años y originario de Córdoba, Veracruz (este), la necesidad de ganar más dinero para ayudar a su familia lo empujo a pedir prestado para irse a Estados Unidos en agosto del 2015.

“Era positivo. Decía 'para adelante, pase lo que pase'. Por eso aquí estoy de pie, porque a él no le gustaría verme derrotada”, dijo a medios locales su madre, Rufina Paniagua, a quien Joel le había prometido conseguirle una visa para que lo visitara en Orlando.

“Era el pilar de mi casa”, dijo su madre, a quien Joel quería construirle una vivienda en Córdoba.

“El sueño de mi hijo era terminar la casa y comprarse un coche”, dijo.

El viernes fue la última vez que habló con su hijo por teléfono. “Le dije que todo estaba bien, que se cuidara él allá”, recuerda emocionada la mujer, abandonada por su esposo desde que sus hijos eran pequeños.

Su familia, de escasos recursos, tramitaba este martes una visa humanitaria para trasladar sus restos a su natal Córdoba.

Miguel Angel Honorato

De 30 años, originario de Guerrero, casado y padre de tres niños, llegó en 1991 a Estados Unidos y junto con su familia abrieron un negocio de comida mexicana.

Era “un hombre trabajador que generaba empleos”, comentó a la prensa el cónsul de México en Orlando, Juan Sabines.

Miguel Angel estaba en el Pulse invitado por unas amigas lesbianas que lograron salvarse, según declaraciones de su hermano José a la televisora Univisión.

Según él, Miguel Angel era un hombre que no buscaba problemas pero cuando lo provocaban “no se dejaba”. De haber tenido la oportunidad, habría vencido al atacante Omar Matten, asegura.

“Siento que el tipo no hubiera podido con mi hermano. Él (Miguel Angel) se lo come”, dijo a Univisión.

Era aficionado al fútbol, hincha del club mexicano América y fiel seguidor del “Tri” mexicano, como se observa en fotografías de la página de Facebook de su hermano. Pensaban ir al partido final de Copa América Centenario que se disputa en Estados Unidos.

Juan Chávez Martínez

De 25 años de edad, nació en Maxtha, una pequeña comunidad indígena del estado de Hidalgo (centro). Era el séptimo de nueve hermanos y emigró a Estados Unidos hace casi una década.

Según el gobierno de Hidalgo, que ha prestado asistencia a la familia, pese a su situación ilegal consiguió trabajar en la limpieza de hoteles para enviar dinero a su pueblo.

Era “el sostén económico de su hogar en el Maxtha”, señala un comunicado del gobierno que, citando palabras de su familia, describe a Juan como “una persona muy trabajadora, comprometida y cariñosa, pero sobre todo lleno de sueños y esperanzas”.

Una de las mayores aspiraciones de Juan era construirse una casa en su pueblo. Sus restos serán repatriados a su lugar de origen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)