7 de enero de 2016 11:35

Suecia prolonga un mes más los controles fronterizos temporales

La Policía realiza un control en una carretera en Krusaa (Dinamarca) cerca de la frontera con Alemania tras restablecer controles fronterizos provisionales con Alemania debido a la situación creada por la oleada de refugiados. Foto: EFE

La Policía realiza un control en una carretera en Krusaa (Dinamarca) cerca de la frontera con Alemania tras restablecer controles fronterizos provisionales con Alemania debido a la situación creada por la oleada de refugiados. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El Gobierno sueco prolongó hasta el 8 de febrero los controles fronterizos provisionales introducidos en noviembre para reducir la oleada de refugiados, según anunciaron las autoridades este jueves 7 de enero del 2016. 

Es la cuarta vez que Suecia renueva esta medida provisional permitida en el reglamento de Schengen de libre movilidad, que puede estar vigente hasta seis meses y a la que se han acogido otros países como Alemania, Austria y, desde el lunes pasado, Dinamarca.

"El motivo es que todavía existe un riesgo de amenaza contra el orden y la seguridad. Es el mismo análisis que el Gobierno hizo cuando introdujo la medida. La situación no ha cambiado de forma manifiesta", declaró hoy a la emisora pública "Radio de Suecia" el ministro de Interior, Anders Ygeman.

Ygeman descartó que los controles sean eliminados a corto plazo y apuntó a dos factores determinantes para un cambio de postura: que se consiga un control efectivo de las fronteras exteriores del área de Schengen y que los países de la UE asuman una responsabilidad conjunta en la crisis de los refugiados.

Suecia añadió el lunes pasado otra medida adicional para reducir aún más el flujo migratorio: todos los viajeros que lleguen en tren, autobús o transbordador desde Dinamarca deberán pasar un control de identidad, que deberá ser llevado a cabo por las propias compañías de transporte bajo amenaza de ser multadas si no lo hacen.

Dinamarca contestó ese mismo día apelando a la misma cláusula de Schengen para restablecer los controles aleatorios, inicialmente por diez días, en su frontera con Alemania.

El comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, se reunió ayer en Bruselas con ministros de Alemania, Suecia y Dinamarca para analizar la situación creada por los controles.

Suecia recibió el año pasado a 163 000 peticionarios, la cifra per cápita más alta en toda la Unión Europea (UE) y el doble que el año anterior, lo que hizo que el Gobierno de socialdemócratas y ecologistas pusiera fin hace dos meses a su generosa política de asilo.

Dinamarca ha registrado una subida notable (21.000 peticionarios en 2015, un tercio más), aunque el endurecimiento de su política de asilo ha reducido el flujo en los últimos dos meses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)