4 de julio de 2014 19:30

10 comunidades no tienen agua por el derrame petrolero

Derrame Lago Agrio

Los técnicos de Petroamazonas limpian el petróleo derramado en el sector de Dureno. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 0
Alberto Araujo. Redactor
Desde Nueva Loja (I)

Una mancha negra aceitosa de tres metros de diámetro aparece empozada a orillas del río Parahuaico. Es el vestigio visible más cercano a Lago Agrio del derrame de 2 000 barriles de petróleo, sucedido en el kilómetro 16 de la vía Lago Agrio-Tarapoa, a menos de 15 minutos de la capital de Sucumbíos.

El hecho ocurrió la noche del 2 de julio, cuando debido a la lluvia hubo un deslizamiento de tierra que fisuró la tubería Sucumbíos-Lago Agrio, operada por Petroamazonas. La petrolera reportó que cerca de 1 800 barriles fueron recuperados. Durante la mañana y tarde de ayer, 4 de julio, cerca de 50 técnicos de la empresa estatal efectuaban labores de recuperación del crudo.

La fisura se dio a pocos metros del lugar donde el río Parahuaico pasa debajo del puente de la vía Lago Agrio-Tarapoa. Allí están dispuestas tres tiras o trampas absorbentes de color blanco y tomate, similares a mangueras, cuya función es retener el crudo que se desplaza con el caudal del río.

Los técnicos, vestidos con overoles blancos y sello verde de Petroamazonas, retiraban la vegetación contaminada.

Pero esto no es la más grave. En el Comité de Operaciones de Emergencia de Lago Agrio permanecían reunidos el prefecto de Sucumbíos, Guido Vargas; el alcalde de Lago Agrio, Vinicio Vega; autoridades de ministerios, Petroamazonas y presidentes de las juntas parroquiales de Dureno y Pacayacu. Las dos últimas son las más afectadas.

El presidente de Pacayacu, Henry Castro, explicó que el petróleo no solo contaminó el río Parahuaico sino que llegó al río Aguarico. De esta manera cerca de 10 comunidades que usan el agua del Aguarico para pescar, bañarse y dar a su ganado están muy afectadas.

La población de estas comunidades llegaría a cerca de
1 200 personas no solo de colonos sino de las nacionalidades Cofán, Secoya, Kichwa y Shuar. Debido al caudal del Aguarico, el derrame ha afectado la provisión de agua de la comunidad Playas del Cuyabeno, cerca de la frontera con el Perú, donde recientemente fue inaugurada una comunidad del milenio.

Según Castro, Petroamazonas se ha comprometido a entregar agua en tanqueros y bidones, pero aún no ha llegado a todas las comunidades.

El presidente de Dureno, Mario Arrobas, dijo que aún no se han definido indemnizaciones para los finqueros afectados.

Añadió que la remediación demoraría al menos un año y que la mayor afectación será a la pesca de las comunidades.

Castro indicó que la noche del jueves hubo otro derrame de Andes Petroleum en el río Chiritza, sin determinar cuántos barriles. El dato fue confirmado por funcionarios del Ministerio de Salud en el lugar. Los técnicos de Petroamazonas no dieron declaraciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)