9 de mayo de 2016 00:00

Sucre y Rocafuerte, con más de 2 000 reclamos

El Palacio de Justicia de Portoviejo quedó con afectaciones por el sismo del 16 de abril. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El Palacio de Justicia de Portoviejo quedó con afectaciones por el sismo del 16 de abril. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Mónica Mendoza

Hasta el viernes pasado las empresas de seguros Sucre y Rocafuerte habían recibido USD 15 millones como anticipos de las reaseguradoras internacionales, para atender los reclamos en las zonas afectadas por el terremoto.

Desde el sismo del 16 de abril, unas seis firmas de reaseguros han visitado a las aseguradoras nacionales para hacer los análisis preliminares de las afectaciones y fijar los montos que recibirían como anticipo.

Seguros Sucre mantiene contratos con cerca de 600 instituciones públicas en la zona del sismo del 16 de abril. Actualmente está haciendo las evaluaciones y en las próximas semanas tendrá cifras preliminares de los daños. Los reclamos están en proceso y más de 150 ajustadores de seguros están haciendo las inspecciones a los bienes en los cantones de Manabí y parte de Esmeraldas.

Uno de esos clientes es el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) que tiene vigentes 14 000 créditos hipotecarios en esa zona. Aunque no hay informes finales de las indemnizaciones, entregó un anticipo de USD 10 millones al Biess para cubrir el pago de reclamos de sus clientes con créditos hipotecarios.

José Luis Romo, gerente de Sucre, dice que las empresas de seguros sí tienen cómo afrontar los reclamos. Hasta el viernes esta empresa registraba unos 1 700 procesos de reclamación. “Tenemos varios mecanismos para afrontar las responsabilidades adquiridas, es como nos pasa a todos cuando aseguramos el vehículo, con una prima de 500 o 100 se puede pagar incluso la pérdida de todo el vehículo”.La compañía compra los reaseguros todos los años y los excesos de pérdidas los asumen las reaseguradoras, que envían un anticipo para empezar a actuar. Los USD 10 millones que entregó al Biess es ese anticipo que recibió. Mientras, a Rocafuerte han llegado USD 5 millones de anticipo, informó Julio Tarré, presidente ejecutivo de la aseguradora.

El asambleísta de Avanza Byron Pacheco anunció que solicitará información a Sucre acerca de los contratos de esta firma estatal con las empresas públicas, así como los montos de seguros y reaseguros.

Según Romo, Sucre tiene reasegurados los créditos hipotecarios del Biess con QBE, AIG, Chubb y Scor.

Sucre, la número uno en el mercado de seguros, y Rocafuerte, novena en ventas, ya trabajaban juntas antes del sismo, pues tienen en marcha un proceso de fusión, dice Tarré.

Rocafuerte tiene contratos con unas 350 entidades, en su mayoría públicas, en la zona devastada. Hasta el viernes había recibido 300 reclamos y el 50% ya estaba ajustado. Eso significa que tiene una estimación aproximada de los costos de indemnización por daños hasta ahora, que serían USD 15 millones, según Tarré.

En el caso de Rocafuerte algunos clientes son el Gobierno Autónomo de Manta, Consejo de la Judicatura, Defensoría del Pueblo, BNF, Banco de Desarrollo, MIES. “La exposición de Sucre debe ser enorme, pero no significa que todo está afectado.”, manifiesta Tarré.

Romo explica que cada institución pública tiene una póliza individual diferente, según la naturaleza de su actividad, una telefónica difiere de una eléctrica o una de salud.

Sucre no ha emitido póliza alguna para carreteras, según Romo. “El seguro de carreteras sí existe pero no es un seguro convencional”.
Ambas firmas calculan, que si las pérdidas por el terremoto en Ecuador son unos USD 4 000 millones, es posible recuperar entre el 15 y 20% de ese monto por los bienes que estaban asegurados. Esos son parámetros que manejan en la región, aunque en Chile es más alto, Haití fue 1%, pues influye la cultura de la prevención.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)