5 de noviembre de 2015 13:01

Subsidios en el Presupuesto 2016 se reducirán casi a la mitad

El ministro Fausto Herrera (centro) explicó ayer la Pro forma presupuestaria del 2016. Foto: Vicente Costales/ El Comercio

El ministro Fausto Herrera (centro) explicó ayer la Pro forma presupuestaria del 2016. Foto: Vicente Costales/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 399
Triste 17
Indiferente 16
Sorprendido 19
Contento 113
Mónica Orozco

En la Pro forma presentada a la Asamblea el sábado pasado (31 de octubre) se eliminó el subsidio al transporte interprovincial y se redujo la subvención a combustibles, seguridad social y bonos de desarrollo humano.

Con estos ajustes, el monto de subsidios que entregará el Gobierno el próximo año se redujo de USD 5 967 millones previstos para este año a USD 3 193 millones. Así lo dio a conocer ayer (4 de noviembre del 2015) el Ministro de Finanzas, Fausto Herrera, en una rueda de prensa convocada para explicar la Pro forma.

El subsidio al transporte interprovincial, de unos USD 44 millones al año, se introdujo en el 2013 y buscaba evitar el alza de tarifas. Pero, según Herrera, ya se dio una subida de tarifas este año, por lo que “ya no se requiere ese subsidio”.

Pero la peor parte en los ajustes la llevará el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que recibe una transferencia del Fisco para el pago de pensiones de sus jubilados. En el 2016 solo recibirá USD 162 millones del Fisco.

Este recorte fue posible gracias a que en abril pasado la Asamblea aprobó la Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo en el Hogar, que eliminó el aporte fijo - de unos USD 1 000 millones al año- que realizaba el Estado para el pago de pensiones del IESS. En su lugar, la ley estableció que el aporte se realizará solo “cuando haga falta”, con lo cual quedó a discreción del Ejecutivo la asignación del monto.

Otra reducción importante en los subsidios se observa en el rubro de combustibles debido a dos factores. El primero es la eliminación, que rige desde este año, del subsidio a los combustibles de uso comercial e industrial. Herrera insistió en que la revisión de los subsidios se ha realizado a los más ricos y dijo que los subsidios a los otros combustibles que benefician a la población se mantienen en la Pro forma.

El segundo factor es la baja del precio del petróleo, que también genera una reducción en el precio de los derivados. La Pro forma presupuestaria 2016 estima una reducción del 46% en este subsidio. Es decir, que el Fisco prevé erogar USD 1 606 millones menos para el próximo año por este concepto.

La asignación para el pago de los bonos de Desarrollo Humano, a discapacidades y al adulto mayor será de USD 621,1 millones el 2016, unos 129 millones menos que en este año.

Finanzas también espera recibir USD 120 millones como resultado de la focalización del subsidio eléctrico en hogares de más altos recursos.

Infografía subsidios

Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal, comenta que si bien estos recortes ayudan al Fisco, cree que los ingresos en la Pro forma están sobreestimados.

Carrera ve muy difícil alcanzar la meta de USD 15 489 millones previstos en ingresos tributarios considerando que el 2016 será un año de desaceleración económica, cuando ya no se recibirán recursos extraordinarios por amnistía tributaria. Asimismo, se comenzará a desmontar hasta junio las sobre tasas arancelarias.

Sobre esto Herrera reconoció que el 2016 será un año de menor dinamismo que afectará la recaudación tributaria, sin embargo puntualizó que la meta para el próximo año no toma en cuenta ninguna amnistía, sino la recaudación efectiva y programada del 2015 y un crecimiento del PIB del 1%.

Carrera también considera optimista la meta de USD 673 millones en ingresos petroleros, pues, según dijo, un precio de USD 35 apenas cubre el costo de producción, la importación de derivados y el pago a las petroleras privadas. Acotó que, en cambio, el gasto de bienes y servicios que se destina al pago de mantenimiento de hospitales y otras infraestructuras, insumos del sector público, etc. estaría subestimado.

El financiamiento

Las necesidades de financiamiento del 2016 ascienden a USD 6 600 millones, que se espera cubrir con deuda.

El ministro de Finanzas, Fausto Herrera, detalló que unos USD 2 000 millones provendrán de organismos multilaterales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros; unos USD 1 500 millones de China y otros USD 1 000 millones de una eventual colocación de bonos. Esto último “para mejorar los plazos y la estructura de la deuda ecuatoriana”. Los USD 2 000 millones restantes aún faltan por conseguir.

Herrera reconoció que es imposible colocar bonos, sean de Gobierno o de empresas públicas, si el riesgo país sigue tan alto, por lo que está buscando una “reducción agresiva” de este indicador.

El ministro de Política Económica, Patricio Rivera, dijo que el Gobierno también analiza una titularización por, al menos, USD 1 000 millones de cartera de la banca pública y el Biess en el 2016. Explicó que el objetivo de la titularización es traer más dólares al país a través de la venta de cartera de crédito de estas entidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (80)
No (27)