20 de noviembre de 2017 00:00

Subsidios crecerán un 13% en el 2018 

En el 2018, el Estado destinará USD 1 707 millones para los subsidios a combustibles. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

En el 2018, el Estado destinará USD 1 707 millones para los subsidios a combustibles. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 59
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Evelyn Tapia

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno incrementará en un 13% el monto destinado a subsidios en el 2018. Es decir, serán USD 409 millones más que en el 2017, debido a un aumento en las asignaciones a la seguridad social de las Fuerzas Armadas, la compra de combustibles y el Bono de Desarrollo Humano.

Los subsidios para el próximo año llegarán a USD 3 470 millones, sin embargo, el monto aún está lejos de los USD
6 212 millones registrados en la Pro forma del 2014.

En abril del 2015, el Gobierno suprimió el aporte del 40% para el pago de pensiones jubilares al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), por la aprobación de la Ley de Justicia Laboral. Así, los subsidios cayeron a casi el 50% en el 2016.

El aporte que el Estado destinará al IESS en el 2018 es de USD 220 millones, es decir, USD 100 millones más que en este año. Estos recursos serán para pensiones de amas de casa, seguro social campesino y un monto menor para la cobertura por riesgos del trabajo.

Sin embargo, la entidad seguirá sin recibir el aporte estatal del 40% para el pago de jubilaciones. Tampoco, recibirá los valores adeudados por atenciones de salud que, según un informe de Contraloría, de junio del 2017, corresponden a USD 2 527 millones.

Según el informe, el IESS debe restituir en sus estados financieros esta deuda, que en el 2016 había sido borrada, por considerarla “incuantificable”.

Carlos de la Torre, ministro de Finanzas, señaló que el Estado reconoce la deuda de salud con el IESS, pero que no se incluyó en la Pro forma del 2018, porque están validando el monto real. “No hay respaldo documental de las prestaciones de 10 años (...). Cuando se establezca el valor, se presupuestará”.

Sobre la aportación a jubilaciones, De la Torre dijo que mientras el IESS no requiera el Estado no asignará estos recursos, pues se eliminó la obligatoriedad de cubrir el 40%.

Así, el IESS está lejos de llegar a los montos de aportación estatal que recibía antes de la Ley de Justicia Laboral. En el 2014, el aporte del Estado al IESS fue de USD 814 millones.

En las asignaciones a la seguridad social, la variación más importante es el incremento del aporte estatal al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) que pasa de USD 131,89 millones, en el 2017, a 496,41 millones para el próximo año.

Alejandro Vela, director general del Issfa, aseguró que el aporte estatal para pensiones y el patronal del Estado al Issfa debería ser de USD 500 millones anuales, por lo que estima que lo destinado cubrirá las necesidades actuales. Sin embargo, enfatizó que el Estado les adeuda todavía USD 420 millones, que no se reflejan en la Pro forma del 2018.

“La deuda se genera desde finales del 2014. A veces no alcanzamos a cubrir las pensiones y tenemos que tomar de otros fondos para cubrir”, indicó el Director General del Issfa.

De la Torre dijo que el incremento del aporte entre el 2017 y el 2018 al Issfa obedece al cambio de metodología para calcular las pensiones que se estableció en la Ley de Fortalecimiento de los Regímenes Especiales de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y Policía, de mayo del 2017. Esta hace que el Estado tenga que aportar más al reducirse la aportación individual y patronal.
Aunque De la Torre reconoció que existe una deuda con esta entidad, dijo que están trabajando en validar los valores.

Los subsidios para los combustibles representarán para el siguiente año USD 1 707 millones, un 5% más que en el 2017. Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, explicó que esto obedece a que el precio del barril de petróleo se ha recuperado levemente.

De todos los combustibles con subsidio -diésel, gas, jet fuel y gasolina- este último es el único que tendrá una caída de 42%, en relación con el 2017.

De la Torre explicó que esto se debe a que en la Pro Forma 2017 se calculó un costo de refinación de USD 14,6 por barril, ya que se incluyeron montos correspondientes a la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas. Mientras que, en el 2018, el costo de refinación se estimó en USD 7,5 por barril.

Otro rubro que crecerá en el 2018 es el Bono de Desarrollo Humano, al que el Gobierno destinará USD 383 millones, un 30% más que en el 2017.

De acuerdo con información del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), a partir de este 1 de diciembre el monto del Bono se incrementará de USD 50 a 150 para unas 5 617 familias, de las 405 000 que reciben estos recursos económicos de parte del Estado.

En contexto

La Pro forma presupuestaria del 2018 se encuentra en trámite en la Asamblea Nacional. La Comisión de Régimen Económico aprobó ya el informe, que será debatido en el Pleno. Se prevé que este proceso se cumpla en esta semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)