10 de agosto de 2017 00:00

Menos subsidios a combustibles y seguridad social en la Pro Forma

La gasolina súper y extra cuentan con un subsidio estatal en el Ecuador, que se contempla en el Presupuesto General del Estado. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El 58% de los recursos que este 2017 destinará el Fisco para subsidios es a combustibles. Foto: Archivo/EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 84
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 48
Redacción Negocios

El monto destinado a subsidios dentro de la Pro Forma presupuestaria 2017 es 3,4% menor que el registrado en la del año anterior.

El texto llegó a la Asamblea el lunes 7 de agosto de 2017. Los principales ajustes al monto de subsidios son a la transferencia que hace el Estado para combustibles y para la seguridad social.

El 58% de los recursos que este año destinará el Fisco para subsidios es a combustibles. La subvención estatal será menor para todos los derivados, con excepción del diésel. La explicación está en un aumento de la producción nacional de derivados, debido a la repotenciación de la Refinería Esmeraldas. En tanto, el ajuste al segmento de seguridad social está atado a un recorte real.

El documento muestra menores asignaciones al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) y el Instituto de Seguridad Social de la Policía (ISSPOL).

El Seguro Social, por ejemplo, recibirá USD 122,38 millones este año. El rubro es incluso menor a la esperada por la propia entidad para este año.

El IESS tenía previsto recibir este año transferencias fiscales por USD 270 millones para cubrir el pago de pensiones de amas de casa, del seguro social campesino y contingentes de riesgos de trabajo.

Para Hugo Villacrés, analista económico y ex director del IESS, una lectura preliminar de las cifras de subsidios, de manera general, da a entender que el ajuste va de la mano del proceso de austeridad fiscal.

Cree que durante estos últimos cinco meses del año los datos podrían cambiar conforme las decisiones que tome el Gobierno sobre subvenciones.

El principal objetivo de la administración actual, de acuerdo a las autoridades, es enfocarse en el gasto social. Un pilar clave en este marco es el Plan Toda una Vida, que comprende ocho programas sociales. Algunos ya se venían ejecutando y otros -como Casa para Todos- son nuevos.

El subsidios para desarrollo social aumentó en USD 105,3 millones en este año comparado con lo previsto en la Pro Forma del 2016.
En la Pro Forma se aumentaron otros rubros; por ejemplo, el bono exequial y el de emergencia que suman USD 9,4 millones.

También se registra un incremento en el subsidio de desarrollo agrícola, el cual se incrementa en casi USD 10 millones. Este dinero se destina para semillas de agrocadenas estratégicas en el territorio.

En cuando al subsidio de desarrollo urbano se incorporó el plan Casa para Todos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (6)