25 de noviembre de 2014 09:29

La subasta del Hotel Quito fue declarada desierta

Al interior del Hotel Quito, que será vendido por el IESS. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Al interior del Hotel Quito, que será vendido por el IESS. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 40
Triste 6
Indiferente 5
Sorprendido 6
Contento 16
Gabriela Quiroz

El comité técnico conformado para analizar las ofertas de compra del Hotel Quito resolvió declarar desierto el proceso de subasta de las acciones de este bien, de propiedad del Banco del IESS (BIESS).

La resolución 02/2014, del pasado viernes 21, señala que este comité constató que la única oferta presentada fue de la firma CDC International.

Su propuesta llegó vía correo electrónico por USD 15 millones, valor inferior al requerido en las bases de esta subasta pública. El precio referencial mínimo era de USD 35 millones.

El pasado miércoles 19, este Diario publicó una investigación en la que evidenció las falencias del proceso y que solo hubo una oferta de esta empresa, registrada en las Islas Caimán.

Pese a esto el único vocero del BIESS-IESS, Victor Hugo Villacrés, insistió en que había tres ofertas: “Son todas propuestas, en su momento ustedes sabrán. El hecho de aceptar cualquier oferta en la fecha señalada, así sea una carta, constituye una oferta. Que puede ser que no cumpla o sí cumpla con las bases, pero es una oferta a fin de cuentas”.

Inicialmente, para esta subasta se interesaron 15 empresas, entre nacionales e internacionales y de estas ocho compraron las bases a USD 2000.

Pero solo Decameron y Herdoiza Crespo llegaron a visitar las instalaciones del hotel y únicamente Decameron pidió el acceso a la información financiera, legal, etc (due diligence).

Este comité técnico, que declaró desierto el proceso está integrado por: Patricio León, gerente (e); Carlos Reinoso, gerente de banca de Inversión; Francisco Garzón, coordinador de Estudios del BIESS.

Adicionalmente, consta Robert Ramia, quien hasta hace poco venía administrando el hotel, pero repentinamente se conoció que está separado del cargo. Su firma no está en la declaratoria.

La resolución está a disposición en la página web, que se abrió justamente para llevar adelante esta subasta.

El futuro del hotel, cuya venta fue catalogada como un compromiso presidencial, ahora está en manos de los miembros del Directorio del BIESS.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (6)