30 de January de 2010 00:00

‘Ser stríper es un trabajo que disfruto’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Es un lugar oscuro. En medio de la pista hay una  tarima, las luces de colores alumbran desde el techo. Empieza a sonar un  popurrí del reggaetón más actual, en seguida sale humo para dar la bienvenida a Krist Videnth y a sus compañeros de ‘Full Monty’.

Este es el ambiente, de una discoteca del norte de la ciudad, en donde trabaja Videnth  todos los jueves para recibir a mujeres de todas las edades. Ellas asisten al lugar, pues saben que al tocar la medianoche el baile se detiene y aparecen en el escenario central  dos de los atléticos chicos.



Siempre quise poder hacer algo para que las mujeres disfruten.
Krist Videnth
EstríperUno de ellos es el colombiano  Krist Videnth, de 31 años. Su nombre no es artístico sino  verdadero; su padre era de origen jamaiquino  y fue quien lo nombró así. “No me cambio el nombre porque no  me avergüenzo de lo que hago. Siempre quise realizar algo para que las mujeres disfruten, porque son más fuertes que nosotros los hombres”.

Videnth trabaja como  estríper desde hace ocho años, con un grupo de seis muchachos que le acompañan en sus shows. Ellos empiezan su rutina desde el  jueves hasta el sábado. Normalmente, tiene de 36 a 40 presentaciones por cada fin de semana. Pero no es lo único que Videnth realiza,  su vida en las mañanas es completamente distinta.

A pesar de que trasnocha, su jornada empieza desde muy temprano. A las 08:00, ya está de pie, listo para tomar su desayuno. “Me cuido mucho en la comida, ésta tiene que ser  saludable  pues tengo que mantener mi cuerpo en buen estado para poder trabajar”.

Tarda en arreglarse más o menos una hora, pues lo más importante para él es la apariencia. Los jueves Videnth sale de su casa, ubicada en el norte de la ciudad, más o menos a las 10:00 para ir a su lugar de estudios. Prefiere no revelar cuál es su carrera y en dónde la sigue “porque hay chicas que me persiguen”.

A las 14:00 está  de vuelta en su casa en donde cambia su ropa y se pone más cómodo  para acondicionarse. “Hago ejercicios todos los días, porque en mis shows tengo que lucir mi musculatura”. Al terminar, regresa a su hogar, toma un baño y prepara una maleta con los trajes para las presentaciones.

Aunque él no tiene ninguna vestimenta favorita, dice que disfruta ver a la mujeres cuando ven sus atuendos. “Les gusta que me  vista de marinero o de policía”.  Cada conjunto de prendas tiene un baile específico.

Entre las 22:00 se junta con sus compañeros de trabajo y organizan la noche. El pasado jueves Videnth fue junto con  dos de sus  de sus compañeros  a la presentación en su lugar de trabajo. Los tres chicos arribaron al lugar a las 23:30. Videnth saluda a todos con  familiaridad y se dirige directamente a los camerinos del sitio.

Ahí saca de su maleta un traje de militar, los tres se cambian rápidamente y a las 00:00 salen a la pista. Las chicas que fueron el jueves rodearon la tarima y gritaban: “¡Mucha ropa!”. Los estrípers se movían sensualmente.

Lo primero en quitarse es la chaqueta, sigue el bividí, luego se retiran la correa. Conforme sigue el baile se desprenden de la ropa y terminan en calzoncillos. Al baile se unían las   mujeres del público, quienes, de vez en cuando intentaban tocar los cuerpos semi desnudos de los estrípers.

Para Videnth es un reto hacer que las  asistentes se sientan cómodas con sus movimientos. “Lo más importante es la imagen que doy.  Intento que  las chicas me recuerden por mi baile”.

El espectáculo

Krist Videnth y sus compañeros de Full Monty se presentan todos los jueves en una discoteca del norte de la ciudad. La entrada al espectáculo para las mujeres es gratis toda noche.
El show de Videnth es artístico. Su grupo se ha preparado con coreógrafos profesionales. La presentación  depende de las exigencias del cliente.

Los chicos de Full Monty prestan sus servicios para despedidas de solteras, reuniones familiares  y discotecas. Las presentaciones son dentro de todo el país.

El costo del show es de USD 95 por la presentación de 40 minutos. En el  costo se incluye música, luces y amplificadores. Al momento cuentan con una promoción, si  desea contratar a dos chicos se debe adicionar  USD 40 al precio establecido.

En la discoteca solo se presentan una vez, de ahí salen a otros contratos en la urbe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)