24 de febrero de 2016 13:41

Stephanie Baldeón, de Rafael Contigo Siempre, sí fue funcionaria pública

El presidente Rafael Correa junto a Stephanie Baldeón. Foto: Tomada de las redes sociales de Stephanie Baldeón

El presidente Rafael Correa junto a Stephanie Baldeón. Foto: Tomada de las redes sociales de Stephanie Baldeón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 373
Triste 4
Indiferente 18
Sorprendido 2
Contento 41
Ana María Carvajal

Molesta por los comentarios en redes sociales, que considera agresivos y difamatorios, Stephania Baldeón atendió una llamada de EL COMERCIO desde su local de jugos Detox, en el sector de Sauces 8, en Guayaquil. Ella, junto a Pamela Aguirre, representan al colectivo Rafael Contigo Siempre, que pidió a la Corte Constitucional la aprobación para realizar una consulta popular para derogar la transitoria que impide que Rafael Correa sea candidato presidencial en el 2017.

Su historial laboral y los ingresos que tuvo forman parte de los cuestionamientos que usuarios de Facebook y Twitter le han hecho. "Nos hemos convertido en blanco de ofensas porque en redes sociales no hay solo un debate de ideas, se nos ha tratado de prostitutas, de corruptas, etc.", señala.

Baldeón confirma que está afiliada a Alianza País porque es fiel seguidora del presidente Rafael Correa y acepta que trabajó en la Secretaría de Comunicación durante cerca de un año, hace unos tres años. Pero ese no ha sido su único empleo en el sector público: pasó por el Registro Civil, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, el Municipio de Durán y además fue presentadora en canales de televisión. "Sí, fui funcionaria pública y de las más honestas, además".

Marcela Aguiñaga, exministra del Ambiente y actual asambleísta por Alianza País junto a Stephanie Baldeón. Foto: Tomada de las redes sociales de Stephanie Baldeón

Marcela Aguiñaga, exministra del Ambiente y actual asambleísta por Alianza País junto a Stephanie Baldeón. Foto: Tomada de las redes sociales de Stephanie Baldeón

Pero desde abril del 2015 dejó de aportar al IESS pues renunció a su trabajo, para hacer un viaje que también ha sido criticado en redes sociales. Baldeón sostiene que vendió su auto y se unió a un programa de voluntariado de las misioneras de la caridad, en el Bronx, en Nueva York, y luego a Hawai, a otro voluntariado.

Ahora, Baldeón cursa una maestría de Gerencia en Marketing en la Universidad Católica de Guayaquil, en donde previamente se recibió como periodista y comunicadora organizacional. Por sus estudios actuales nació la idea abrir su local en donde ofrece jugos desintoxicantes, sánduches, tortas, ensaladas, etc.

Entre septiembre y enero ideó el negocio que funciona en una propiedad de su abuela. Desde el 1 de febrero pasado abrió el local, que atiende de 06:30 a 19:00, y cuenta que emplea a dos personas, a quienes afilió al Seguro Social, como manda la ley. "Si mañana vuelvo a la función pública, enhorabuena. Ofertas no me faltaron pero no lo hice porque siempre mi sueño fue ponerme mi propio negocio".

Para la integrante de Rafael Contigo Siempre es importante respetar las ideas de los demás y en su familia hay un claro ejemplo: la abuela es socialcristiana. Además, considera que haber sido funcionaria pública no le quita el derecho ciudadano de presentar una iniciativa ante la Corte Constitucional, para lograr que Correa llegue a las elecciones del próximo año.

En su cuenta de Twitter personal y en la de su negocio, Baldeón tiene fotos con figuras de Alianza País como la vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Marcela Aguiñaga, y el presidente Correa. Pero también hay otras con personajes de la farándula como Carolina Jaume, Érika Vélez, Eliana Gustavino, Gabriela Díaz, etc.

A Baldeón le indigna que le pregunten cómo financia los viajes que hace para su propuesta política, pero no detiene su obra social. Ella es parte de un grupo de voluntariado llamado Corazones Ardientes y que, según Baldeón, no tiene orientación política porque hay diversidad de preferencias entre sus integrantes. Allí ofrece alimentos y compañía en las calles, hospitales, casas de acogida o centros de privación de libertad.

Para ello, cada persona lleva sus donaciones y no se recoge dinero.Con su trabajo, señala, se costea los pasajes para los viajes a los cantones en donde otros partidarios de Correa la reciben para hablar de su propuesta y unirse. Hace poco cambió su Registro Único de Contribuyentes de su anterior actividad: organización de eventos privados a la actual, propietaria del negocio de jugos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (51)