3 de julio de 2017 00:00

El SRI rastrea a los proveedores de Odebrecht en Ecuador

El lunes 26 de junio, indagados por el caso Odebrecht fueron escoltados a Criminalística. Foto: EL COMERCIO

El lunes 26 de junio, indagados por el caso Odebrecht fueron escoltados a Criminalística. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 18
Javier Ortega

Las investigaciones ahora se centran en los pagos que la constructora Norberto Odebrecht-Ecuador hizo a empresas locales desde el 2010, cuando la compañía brasileña volvió al país.
Personal del Servicio de Rentas Internas (SRI) ya analiza a los proveedores -grandes y pequeños- que trabajaron con la firma.

Hasta ahora, la Fiscalía ha encontrado irregularidades en la contabilidad de Equitransa y Diacelec, dos empresas que aparentemente facilitaron el pago de coimas a través de posibles sobreprecios en los servicios que prestaron a Odebrecht, según las investigaciones.

Frente a esa situación, no se descarta que existan más contratistas que pudieron beneficiarse de esos pagos ilícitos.

Leonardo Orlando, director del SRI, dijo a EL COMERCIO que prevé concluir los análisis a fines del 2017, debido a la cantidad de proveedores registrados. "El riesgo no solo es en operaciones (hechas por Odebrecht) al exterior. A nivel local también se ha detectado riesgos en operaciones de compras de bienes y servicios y se han efectuado pagos irregulares”, reconoció.

Documentos en poder de este Diario señalan que Odebrecht trabajó con centenares de compañías que operan en Ecuador y que prestaron servicios en los proyectos que levantó la constructora brasileña desde el 2010.

Por esas tareas, la firma brasileña pagó un total de USD
1 191 millones a empresas, entre 2010 y 2017.

Por ahora, se conoce que Diacelec facturó USD 58 millones a Odebrecht por servicios prestados, según el SRI. Sin embargo, la Unidad de Análisis Financiero (UAFE) reportó ingresos por USD 52,8 millones, por lo que hay un saldo de 5,2 millones que no están justificados.

Equitransa, en cambio, reportó ventas a la constructora brasileña por USD 31,9 millones, pero la UAFE únicamente registró ingresos que ascienden a 27 millones, según las investigaciones.

Édgar Arias, principal accionista de Diacelec, se entregó voluntariamente a la Policía y dijo, a través de su abogado, que demostrará que su empresa no está relacionada con actos de corrupción.

En tanto, la defensa de los representantes de Equitransa ha asegurado que el saldo no justificado es el monto que Odebrecht aún no les paga.

Estas dos compañías forman parte de un grupo de 40 grandes proveedores de Odebrecht en Ecuador. Ese número equivale al 60 y 70% de todas las firmas que trabajaron con la constructora en los últimos años.

Personal del SRI rastrea los contratos, facturas y cheques de estas compañías, pero también lo hará con los pequeños y medianos proveedores.

Según investigaciones de esa institución, uno de los mecanismos utilizados por la constructora brasileña para canalizar pagos ilícitos ha sido, precisamente, a través de empresas ecuatorianas que fungían como proveedoras.

Los informes refieren que en el 2014 Odebrecht reportó la más alta facturación a favor de proveedores. Fueron USD 423 millones en total, para 3 083 contratistas.

Actualmente, Odebrecht ha dicho que inició un proceso de depuración en la compañía, para “enmendar sus errores”. “Toda la estructura de la alta gerencia ha sido cambiada. Ahora tenemos líderes comprometidos para hacer lo correcto”, dijo en estos días Michael Munro, director de Conformidad de la constructora brasileña.

En contexto

El caso Odebrecht estalló el 21 de diciembre pasado. Ese día, EE.UU. reveló que la constructora pagó USD 788 millones en sobornos a funcionarios de América Latina y África. En Ecuador, la firma dijo haber entregado USD 33,5 millones entre 2007 y 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)