31 de marzo de 2017 00:00

El Sppat realizará un análisis para aumentar los rubros de la cobertura

Hace 15 días, familiares de las víctimas del accidente de la Coop. Flor del Valle asistieron a una reunión en el Sppat. Foto: Cortesía Sppat

Hace 15 días, familiares de las víctimas del accidente de la Coop. Flor del Valle asistieron a una reunión en el Sppat. Foto: Cortesía Sppat

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Medina
Redactor (I)
[email protected]

Los 19 cuerpos fueron sepultados en el mismo cementerio. Cada familia gastó entre USD 3 000 y USD 4 000 en el velatorio, féretros, carrozas para el traslado al campo santo, las flores y las bóvedas.

Yolanda Mosquera dice que no tenía dinero para enterrar a su esposo, quien fue una de las 21 víctimas del siniestro que se registró el 13 de enero en la vía Yahuachi-Jujan, en Guayas.

Tras el accidente, los parientes acudieron a Guayaquil, a las oficinas del Servicio Público para Pago de Accidentes de Tránsito (Sppat), lo que antes era el SOAT. Ahí les dijeron que los afectados en este caso específico tenían derecho a dos servicios. El primero era por gastos funerarios y debían cobrar USD 400; el segundo es una indemnización por fallecimiento y los parientes pueden acceder hasta USD 5 000.

Gustavo Bustamante, hijo de una de las víctimas de este percance, cuenta que ellos tampoco tenían cómo costear los gastos y su preocupación aumentó cuando les dijeron que les iban a dar apenas USD 400 para el funeral. “Ese dinero, que lo agradecemos infinitamente a quienes nos lo entregaron, no nos alcanzaba ni para el cofre mortuorio”, relata.

Lo mismo piensa Mosquera. Su esposo mantenía el hogar pintando casas y cuando murió, ella y su hija, de 13 años, se quedaron sin fuente de sustento.

El Sppat reconoce que los USD 400 de indemnización por gastos funerario no son suficientes. Por eso, en este año el Sppat realizará un análisis actuarial para determinar si los rubros de la póliza son acorde a los gastos ocasionados.

Aunque no se conoce cuánto tiempo durará el cálculo, representantes del Sppat señalan que esta tarea empezará en abril. Desde ese mes revisarán también otros montos que se pagan por fallecimiento, gastos médicos, discapacidad física y transporte de las víctimas.

Para Rosa Neira, los USD 3 000 que el Sppat le entregó por gastos médicos no fueron suficientes. Su hijo, de 19 años, fue arrollado por una camioneta en el sur de Quito y producto del impacto su mandíbula se fracturó en cuatro partes. Los médicos de una clínica privada le dijeron que necesitaba una cirugía que costaba al menos USD 3 000. Pero más el tratamiento de seis meses y las medicinas los gastos llegaban a USD 5 000. Por eso acudió a un hospital estatal.

Santiago Carrasco, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, explica que los USD 3 000 por gastos médicos están acorde para el tratamiento de traumas leves. Pero dice que para casos graves es un monto limitado, pues solo un día en terapia intensiva cuesta unos USD 1 500. Eso sin contar los tratamientos que pueden durar meses o incluso años.

El Spatt aclara que los montos pagados por gastos médicos son para cubrir la atención primaria y que la idea de esta póliza específica es que los centros de salud públicos y privados garanticen la inmediata atención a los pacientes.

El pasado 7 de marzo, una joven quedó inconsciente luego de que un bus de la cooperativa Flor del Valle se impactara contra la camioneta en la que viajaba. Ella fue internada en el servicio de terapia intensiva.

En ese siniestro fallecieron 11 personas y 25 quedaron heridas. Hace 15 días, los familiares de las víctimas se reunieron con autoridades del Sppat.

Ahí les indicaron los trámites que debían seguir para acceder a las indemnizaciones. En el 2016, el Sppat pagó USD 39,9 millones a 65 980 afectados a escala nacional.

En 2008, cuando se creó el entonces SOAT, se formó un comité técnico que analizó los montos de las coberturas. En ese organismo participó Guillermo Abad. En ese entonces los montos eran menores. Por ejemplo, por gastos funerarios eran USD 350, por gastos médicos USD 2 500 y por discapacidad USD 3 000.

En el 2015 esos rubros aumentaron. Ahora Abad advierte que está de acuerdo con que se revisen los valores, pues admite que existen casos en que las pólizas no alcanzan.

El año pasado, los 30 269 accidentes que se reportaron a escala nacional dejaron 1 967 muertos y 21 458 lesionados.
En junio pasado, Jhon Malte fue atropellado por un taxi en Ibarra y los médicos le amputaron la pierna izquierda.

Durante seis meses estuvo en terapias y la prótesis le costó USD 6 000. Dejó su trabajo como vendedor de repuestos mecánicos y ahora con su esposa tienen un negocio de comida rápida. Dice que lo cobrado por la póliza no le alcanzó para casi nada. Incluso recurrió a un préstamo en una fundación. Allí le permitieron acceder a la prótesis y pagarla paulatinamente.

En contexto
El nuevo Sppat, que reemplazó al SOAT, comenzó a operar en enero del 2016. Desde entonces, los pagos de los servicios del Sppat tardan entre 30 y 40 días. En el caso de los fallecidos es necesario que los deudos presenten el parte policial del siniestro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)