23 de enero de 2018 00:00

Tres sondeos sobre la consulta popular reflejan apoyo al Régimen

En la foto, la Universidad Católica, en Guayaquil, fue la cede del simulacro de votación en la consulta popular 2018. Foto: Enrique Pesantes / EL COEMRCIO

En la foto, la Universidad Católica, en Guayaquil, fue la cede del simulacro de votación en la consulta popular 2018. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 87
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 74
Mario Alexis González
politica@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La sanción para las personas condenadas por actos de corrupción y la no prescripción a los delitos sexuales en contra de menores. Esos son los temas de la consulta popular que más apoyo tienen, según los sondeos de tres encuestadoras.

Las siete preguntas fueron presentadas por el presidente Lenín Moreno en octubre del 2017. Y se han hecho mediciones de la intención de voto en los tres meses siguientes: noviembre y diciembre de 2017 y enero de 2018.

En todos los sondeos la tendencia es la misma. El Sí tiene una ventaja en las cinco preguntas de referendo o enmienda constitucional, así como en las otras dos de consulta.

Por ejemplo, en la primera interrogante -que plantea que se sancione a toda persona condenada por actos de corrupción con su inhabilitación para participar en la vida política del país y con la pérdida de sus bienes- el apoyo creció en este mes.

En noviembre, Cedatos registró un 78% de respaldo a la pregunta. En diciembre ese porcentaje descendió a 77,2%. Pero, para enero volvió a tener un incremento y llegó al 83,9%.

Polibio Córdova, presidente ejecutivo de esta encuestadora, indicó que el sondeo se hizo a 1 862 personas (el total de la muestra). A todas las personas, tanto quienes dijeron conocer los contenidos, como los que no, se les hizo que simulen una votación con una papeleta.

Según las mediciones de la encuestadora Diagnóstico, la pregunta que menos apoyo tiene es la que propone la derogación de la Ley de Plusvalía. Aunque, incluso en esta, el Sí tiene una ventaja de 30,88% con relación al No.

Paulette Dossman, técnica de esta empresa, explica que el apoyo a todas las interrogantes tiene una explicación sociológica. “Independientemente de partidos o del personaje político de turno, la gente busca respaldar a sus gobernantes, para que mediante ese respaldo exista mayor gobernabilidad y el cumplimiento de las ofertas de campaña”, dijo.

Francis Romero Cordero, representante de la encuestadora Click advierte que será difícil que la tendencia por el Sí se revierta en el poco tiempo que falta para que los ecuatorianos acudan a las urnas.

Lo que todavía está por definirse -señala- es la diferencia que habrá entre el Sí y el No, en cada una de las preguntas, ya que los valores se han ido moviendo en cada estudio.

El resultado final dependerá, en buena medida, de la efectividad de la campaña por cada opción. Una remontada sería muy complicada. Incluso las mejores campañas electorales -comenta- no han llegado a sumar más de diez puntos porcentuales en un mes.


Él relaciona la tendencia positiva con tres aspectos. Primero, el apoyo al presidente Lenín Moreno. La segunda es la difusión de los contenidos ya que mientras más se conocen las preguntas aumenta el voto por el Sí. Y la tercera es el rechazo al anterior Gobierno.

Según el último trabajo de esta firma, el 43,2% de los encuestados ha decidido que votará Sí en todas las preguntas. Solo el 14,7% va por el No en plancha. Mientras que el 42,1% elegirá opciones variadas en distintas preguntas.

Las encuestadoras podrán publicar sus últimos resultados de intención de voto el miércoles 24 de enero. Luego empezará a correr la prohibición establecida en el Código de la Democracia. Según esta norma, los medios pueden difundir esta información únicamente 10 días antes de los comicios. Sin embargo, algunas firmas si harán nuevos estudios la próxima semana.

Ese es el caso de Consult Market Solutions (CMS). Su representante, Santiago Cuesta, anunció que el 31 de enero difundirá un trabajo con una muestra de unas 50 000 personas. Y estudiará únicamente tres preguntas: sanciones a corruptos, reelección indefinida y reestructuración del Consejo de Participación (Cpccs).

Además, las encuestadoras deberán definir su participación en el proceso con el desarrollo de encuestas a boca de urna (‘exit poll’). Esto luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) definiera algunos cambios en el reglamento de esta actividad para la consulta.

El Consejo establecerá una hora previa para que las encuestadoras entreguen toda la información establecida en el reglamento, a la entidad. Caso contrario los medios no podrán difundir esa información.

Romero Cordero está en contra de la regulación. Considera que se está limitando el trabajo de las personas y empresas dedicadas a las encuestas electorales. Y también se está afectando el derecho de los ciudadanos para informarse con resultados no oficiales, pero inmediatos.

Empresas como CMS y Click han anticipado su decisión de no participar en los sondeos a boca de urna. Mientras que Cedatos -según Córdova- no tendrá problema para adaptarse a la nueva normativa, porque siempre ha utilizado muestras ponderadas.

En contexto

Los partidos y organizaciones sociales tienen 10 días para la campaña política. Luego, a partir del 2 de febrero, empezará el silencio electoral. En estas elecciones se aprobaron nuevas normas para la difusión de datos estadísticos. El CNE debe avalar los sondeos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (42)
No (70)