27 de febrero de 2016 10:20

El solmáforo aún pasa desapercibido en el Bicentenario

Los semáforos solares muestran el nivel de radiación para que las personas se protejan en los parques. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO

Los semáforos solares muestran el nivel de radiación para que las personas se protejan en los parques. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 5
Betty Beltrán

El sol caía a plomo en el parque Bicentenario, en el norte de Quito. A las 08:30, de hoy sábado, 27 de febrero del 2016, los deportistas ocupaban las distintas áreas de este espacio que era utilizado como la pista aérea del antiguo aeropuerto de la ciudad.

¿Dónde se ubicó el solmáforo? Zoila Alvear, usuaria de los fines de semana de este lugar, dijo que sentía no saber dónde este ese equipamiento que mide la radiación solar. Eduardo Piña, con su bicicleta de montaña, tampoco sabía nada del asunto.

Adolfo Reina, junto a su perro Max, señaló que el semáforo de sol que fue colocado ayer, viernes, estaba a 100 metros al norte de la nueva Cruz del Papa.

En efecto, en ese sitio por donde pasaba la gran mayoría de deportistas de este espacio verde estaba ese estructura. Aparatos similares fue colocados en otros dos parque metropolitanos de la ciudad: Las Cuadras, en el sur; y el Itchimbía, en el centro norte.

A las 08:48, el solmáforo del Bicentenario marcaba el color verde claro; es decir, que se podía caminar sin preocupación, pues la radiación era muy baja, apropiada para disfrutar en espacios abiertos sin riesgos.

Estos semáforos, según la Secretaria Metropolitana de Ambiente, están calibrados de acuerdo con los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMG). Tienen seis colores que representan los diferentes niveles de radiación y las medidas que debemos adoptar y considerar.

Aparte del verde claro, está el verde oscuro que indica un nivel bajo, apropiado para disfrutar en espacios abiertos, pero con la utilización de gafas de sol y sombrero o gorras.

También está el amarillo, que representa un rango moderado de radiación, e indica que se puede disfrutar en un ambiente al aire libre utilizando gorras, gafas de sol y bloqueador solar.

El color naranja señala una radiación alta, por lo que el solmáforo recomienda la protección con gorras, gafas de sol, bloqueador y ropa con mangas largas.

En cambio, el color rojo indica un nivel muy alto de radiación, para lo cual se recomienda protegerse con gafas, gorra, ropa de mangas largas, sombrilla y bloqueador solar.

La radiación extrema se representa por el color púrpura, este indica que las personas deben protegerse con gorra, sombrilla, ropa de mangas largas, gafas, bloqueador solar o simplemente quedarse en lugares con sombra.

Adolfo Reina soltó la correa de su perro y se acercó al solmáforo. Indicó que los semáforos de sol son una muy buena iniciativa que debe ser replicada en todos los parques de la ciudad y colocarlos en varios sitios, no solo en uno.

A Zoila Alvear, después de conocer el lugar donde se ubicó esta estructura de 2,5 metros de altura y 50 centímetros de ancho, le encantó esta idea e indicó que cuando vuelva al parque estará pendiente de la marcación de los colores de este aparato.

Antes, recomendó que se informe a la comunidad de este servicio y tomen conciencia sobre los cuidados relacionados a los daños que se generan por la radiación solar. Aclaró que es entendible el desconocimiento de la gente de este solmáforo porque recién ayer se colocó.

A las 09:35, el cabezal semiconductor para la medición de la radiación UV seguía marcando el color verde claro, aunque en el Bicentenario todos los usuarios llevaban sus respectivas gorras de sol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)