15 de March de 2010 00:00

Sistema eléctrico en Chile se mantendrá inestable unos 6 meses tras apagón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Santiago, AFP

El sistema de energía eléctrica se mantendrá inestable en Chile como secuela del terremoto del 27 de febrero, anunció este lunes el presidente Sebastián Piñera tras el masivo apagón de la noche del domingo que dejó sin luz al 90% de la población del país.

“Vamos a tener un sistema eléctrico inestable. Espero que esa estabilidad, que significa seguridad, se recupere íntegramente a partir de los próximos siete días”, afirmó Piñera tras evaluar la situación.

“Lamentablemente esta situación se podría deber a un efecto colateral del terremoto, pues el sistema eléctrico quedó con una fragilidad y es posible que a futuro se puedan producir situaciones de este tipo”, dijo el ministro de Energía, Ricardo Raineri.

La debilidad del sistema podría continuar “durante seis meses más”, agregó el ministro, por lo que llamó a la población a colaborar “atenuando el consumo” de electricidad.

El corte se debió a la falla de un transformador de la subestación de la localidad de Charrúa (centro-sur) del Sistema Interconectado Central (SIC), una de las más dañadas por el sismo de 8,8 grados de fines de febrero, y dejó en tinieblas a 13 de los 17 millones de chilenos durante varias horas.

El corte afectó especialmente a las ciudades y pueblos más devastados por un sismo y un tsunami el pasado 27 de febrero que dejó unos 800 muertos o desaparecidos y daños muy serios en la infraestructura, especialmente en tres regiones.

Tras la tragedia se presentaron saqueos y actos de vandalismo que obligaron a una militarización especialmente en la ciudad de Concepción (500 km al sur de Santiago) una de las más golpeadas por el terremoto, y donde se mantiene el toque de queda.

El director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Vicente Núñez, aseguró que el 98% de los afectados por el apagón ya tenían repuesto el suministro.

En Santiago se evacuaron centros comerciales y 21 trenes del subterráneo que quedaron en medio de los túneles, además de congestionarse las líneas de telefonía de gran parte del país.

Jacqueline van Rysselberghe, intendenta de la Región del Bío Bío , una de las dos regiones más afectadas por el terremoto y el tsunami del mes pasado, confirmó que el refuerzo militar en las calles servía “para evitar que tengamos situaciones de saqueo como las ocurridas tras el terremoto”.

En los barrios más modestos de Concepción, la segunda ciudad más importante de Chile, los vecinos salieron a prender fogatas para iluminar sus calles, constató la AFP, mientras en Talca (250 km al sur de Santiago) las radios recibieron llamados denunciando intentos de robo y la presencia de delincuentes en la zona.

En la región de Valparaíso (centro) la fuerza de Carabineros (policía) activó el 'Plan Cadena', señaló El Mercurio, mediante el cual se dejaron dotaciones mínimas en sus cuarteles y el resto de la tropa salió a patrullar.

Chile vive a los saltos desde el terremoto de febrero. Más de doscientas réplicas se sucedieron desde entonces, incluyendo un sismo de 6,0 sucedido este lunes a 110 km de Concepción. Muchos duermen vestidos y listos para salir corriendo ante cualquier remezón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)