14 de agosto de 2014 22:05

¿Qué hacer en caso de un sismo si está en su oficina?

Sismo

Las personas que trabajan en los edificios del norte de Quito fueron evacuadas por el sismo de 5.1 grados que se registró el 12 de agosto.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 6
Indiferente 35
Sorprendido 8
Contento 0
Mónica Orozco. Coordinadora

El sismo de 5,1 grados en la escala de Richter que sacudió el 12 de agosto del 2014 a Quito generó pánico entre algunos empleados, quienes optaron por dejar rápidamente sus oficinas, pero salir corriendo o quedarse inmóvil no son las acciones más recomendadas cuando ocurre este tipo de eventos.

El Servicio Nacional de Sismología y Vulcanología de la Escuela Politécnica Nacional recogió en su página electrónica algunas recomendaciones para hacer frente a un sismo o terremoto.

Estas recomendaciones se elaboraron a partir de sugerencias de instituciones internacionales como la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA), la Agencia Meteorológica de Japón, la Campaña “Bogotá, con los pies en la tierra” y la Agencia para el Manejo de Emergencias de California.

La primera sugerencia es, en lo posible, mantenerse tranquilo y permanecer en el interior de la oficina mientras dure el terremoto. Se suele pensar que lo más peligroso en un terremoto son los derrumbes, sin embargo, la Escuela Politécnica Nacional aclara que la mayoría de lesiones ocurren cuando los objetos caen sobre la gente al entrar o salir de los edificios.

Otra recomendación es: “¡échese al piso, cúbrase y agárrese!”. Dé solo los pasos necesarios hasta colocarse debajo de un lugar seguro, como un escritorio o una mesa resistente. Una vez allí agárrese con ambas manos de una pata.

También se sugiere mantenerse alejado de ventanas, vidrios, espejos, puertas exteriores o paredes y de todo lo que pueda caerle como lámparas y muebles.

Si no hay una mesa o escritorio cerca de usted, cúbrase la cara y la cabeza con sus brazos y agáchese, lejos de ventanas y estanterías.

Suele pensarse también que en un terremoto lo mejor es pararse bajo el marco de la puerta; sin embargo, según la Escuela Politécnica Nacional, en las casas modernas los marcos de las puertas no son lo suficientemente fuertes. “Es más seguro meterse bajo una mesa o escritorio apartado de las ventanas”, señala la institución.

Daniel Luna, máster en Ingeniería Industrial, recomienda a las empresas contar siempre con un botiquín de emergencia de acuerdo a las actividades que realicen; por ejemplo, si disponen de maquinaria pesada para cortes, deben contar con insumos médicos para suturar heridas.

Además, es responsabilidad de las empresas difundir y garantizar que todos los empleados conozcan el plan de emergencia y las rutas de evacuación; sobre todo para el personal nuevo.

Finalmente, el experto recomienda considerar de manera especial, en los planes de emergencia, a las personas con capacidades especiales, mujeres embarazadas y quienes sufren ataques de pánico. La empresa debe, con anticipación, delegar a un empleado para que se haga responsable de poner a esa persona a salvo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)