17 de abril de 2016 01:09

El sismo de 7,8 grados causó 41 muertes y devastación

Una vivienda se desplomó en el centro de Guayaquil por el sismo de este 16 de abril del 2016. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

En las calles Ximena y Padre Solano, del Puerto Principal, cayó una pared.. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 64
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción EL COMERCIO (I)

Las secuelas del sismo fueron trágicas: hasta el cierre de esta edición se contabilizaban 41 muertos, especialmente en Portoviejo, Manta, Guayaquil y Pedernales. Después de las 18:58, cuando se registró este movimiento, de 7,8 en la escala de Richter, poco a poco se conocieron detalles de lo que sucedía a escala nacional.

El ECU-911 comenzaba a dar los primeros reportes, en Santo Domingo de los Tsáchilas, en Chimborazo y Guayas.
En Quito, los socorristas comenzaron a recibir decenas de llamadas desde barrios que, por ejemplo, se quedaron sin energía.

Después de realizar las primeras evaluaciones y conocer la gravedad de los hechos, el vicepresidente, Jorge Glass, declaró la emergencia en Esmeraldas, Los Ríos, Manabí, Santa Elena, Guayas y Santo Domingo de los Tsáchilas.

En su intervención también sostuvo que el estado de excepción que anunciaba ese momento era para todo el país y que esa medida se tomó “para resguardar el orden”.

Además dijo que se descarta la alerta de tsunami en el perfil costero ecuatoriano. “La evacuación en zonas costeras es por prevención”, señaló. Por eso pidió a todos a mantener la calma ante esta emergencia.

Antes de este pronunciamiento, el Inocar emitió un informe y aseguró que “los resultados de los modelos ejecutados por el Pacific Tsunami Warning Center y el Instituto Oceanográfico se establece alta probabilidad de que se genere un tsunami para las costas ecuatorianas y la región Insular”.


Manabí la más afectada

En las localidades de Pedernales y de Cojimíes se reportaron decenas de casas caídas.

Entre los edificios que se deterioraron están el hotel Cabrera, el Seguro Social, una parte del centro comercial, otras edificaciones en las calles Chile, Trajano Vélez…

Esto originó que el alcalde de Pedernales, Gabriel Alcívar, pidiera ayuda a otras poblaciones cercanas para remover escombros y evaluar los daños en la localidad.

Alcívar dijo telefónicamente que aún no hay una evaluación general de los daños porque era imposible hacerlo en el transcurso de la noche de ayer. “El 80 o 90 % de las construcciones están afectadas por lo que pedimos a todas las provincias que nos ayuden”.

En Cojimíes, las personas que lograron a salir hasta Manta y Portoviejo difundieron fotografías a través de Twitter de. Según Alcívar, también “hay fallecidos y su infraestructura está deteriorada”.

El alcalde Quito, Mauricio Rodas, envió anoche personal paramédico, rescatistas y bomberos a Manabí para que ayuden en el rescate.

Según un reporte de Antonio Zambrano, que vive en San Clemente, cerca de Bahía de Caráquez, un grupo de personas se dirigió a pie por la carretera hacia Bahía de Caráquez. “El pueblo del que se alejan está muy cerca del mar. Hay muchas casas caídas o con daños muy graves; no hay, hasta esta hora, reportes de alguna persona muerta”, dijo Zambrano, de 32 años.

Los habitantes que iban por la carretera hacia Bahía buscaban llegar a un pequeño poblado llamado Las Coronas, pues se halla en un sitio alto. Llevaban, agua, velas, toldos, algo para comer.

La Dirección General de Aviación Civil informó que la torre de control del aeropuerto internacional Eloy Alfaro de Manta se desplomó, por lo que las operaciones aéreas fueron suspendidas en su totalidad.

En este accidente resultó herido un controlador de tránsito aéreo y un guarda que daba seguridad en este lugar.

Un puente colapsado en Guayaquil

Mientras esto se decía en Quito, en Guayaquil varios edificios del centro fueron afectados por el sismo, que fue seguido por 55 réplicas. Las paredes sonaban y se caían los objetos de los anaqueles en casas y en centros comerciales.

En zonas como el Suburbio se cortó el servicio de energía, ya que los postes de balanceaban de un lado a otro. Así como en el centro, norte y sur de la ciudad. No había semáforos y el tránsito fue un caos.

Ventanas y baldosas rotas se podían encontrar al transitar por las aceras de la avenidas 9 de Octubre y en sus alrededores producto de la fuerza del sismo. Vannesa Alvear contó que aproximadamente a las 19:00 se dirigía a la iglesia de la Merced ubicada en Víctor Manuel Rendón y Pedro Carbo cuando sintió que todo a su alrededor se movía. “Fue horrible, los edificios cercanos empezaron a moverse y parecía que se desplomaban, jamás en mi vida había sentido un temblor así”, indicó Alvear.

Las personas que estaban por el centro de la ciudad se concentraron en los parques cercanos. Hasta la plaza San Francisco, al igual que el Malecón 2000, acudieron las personas para protegerse. Desde estos lugares intentaban llamar a sus familiares para saber cómo se encontraban.

El puente elevado de la Avenida de las Américas, en Guayaquil colapsó tras el terremoto. Un Hyunday Tucson negro, de placas GRS-840, quedó atrapado bajo los escombros con el saldo de una persona muerta y una herida, que fue rescatada de entre los hierros retorcidos. Unas 20 personas apoyadas luego por personal de la Policía del cuartel Modelo, rescató a un vehículo
y a sus ocupantes.

Temor en Esmeraldas

Una vivienda de tres pisos en la avenida Olmedo y Delgadillo, en el centro, se desplomó. Al momento del percance, cuatro familias estaban en el inmueble de construcción mixta.

Solo una persona resultó herida en su pierna derecha y está en condiciones estables.

Testigos contaron que el segundo y tercer pisos de la casa fueron los primeros en venirse abajo. Durante la caída, todos los integrantes de la casa quedaron sobre los escombros. Unas 15 personas vivían allí.

Según el ECU 911, en Esmeraldas, su capital y las poblaciones de Atacames, Muisne, Tonsupa había casas averiadas, hasta las 23:03. En el aeropuerto Carlos Concha de Esmeraldas, el sismo levantó el piso y afectó el suministro de energía eléctrica del aeropuerto, según la DGAC. Mientras que en el aeropuerto Ulpiano Páez de Salinas también se encuentra suspendido por fallas en el sistema de luces.

Casas destruidas en el centro del país

Los operadores del ECU 911 informaron que hay varias casas cuarteadas y derrumbadas en Bolívar. Los bomberos y policías buscan personas heridas o fallecidas en las viviendas antiguas de los cantones de Guaranda, Chillanes y Chimbo.

Los operadores informan que el servicio eléctrico está suspendido. En la sala de operaciones del ECU 911 Guaranda se desplomaron varias planchas del techo y no se reportan heridos. Mientras que en las vías Guaranda – Ambato se registró el deslave
de piedras y tierra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (6)