14 de septiembre de 2016 20:58

Sismo alteró las actividades en la población esmeraldeña

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla

El sismo de 5.1 en la escala de Richter registrado a las 11:50 de este miércoles 14 de septiembre de 2016, con epicentro en la población de Galera, cantón Muisne, alteró la rutina de la población. Dos ocupantes de los albergues Muisne 1 y Muisne 3 sufrieron crisis nerviosas. Dos nuevos temblores de menor intensidad se registraron en la noche.

Los pacientes, que presentaron problemas de presión arterial alta, recibieron atención médica especializada en los propios albergues. “Al parecer fue el susto causado por el fuerte movimiento sentido en Muisne”, dijo uno de ellos.

Son unas 1 200 personas las que están en condición de damnificadas por el terremoto del 16 de abril y las réplicas de mayo y julio de este año, que dejaron sin vivienda a los muisneños.

Un reporte de la Secretaría de Gestión de Riesgos confirmó que tras las réplicas de 5,1 en la mañana, de 3.6 a las 18:00 y otro de 3.6 a las 18: 13 no se registraron daños materiales en las poblaciones de Muisne, donde fueron los epicentros.

Tampoco en las poblaciones costeras de San Francisco del Cabo, Galerita, Estero de Plátano, Tóngora, Tongorachí, Bunche, Bolívar, Portete y Mompiche. Las personas ahí se mantienen en alerta ante cualquier eventualidad.

Betto Estupiñán, responsable de la Secretaría de Gestión de Riesgos en Esmeraldas, dijo que los movimientos produjeron alertas en la población de Muisne.

Los estudiantes que están en los planteles educativos de la isla fueron evacuados por sus padres hasta el continente y caso similar ocurrió en San José de Chamanga.

Entre los habitantes hubo un poco de temor, pues volvieron a salir a las calles para prevenir cualquier eventualidad. “Es mejor tomar las precauciones saliendo a los sitios seguros”, dijo Elí Torres, de Gestión de Riesgos del Municipio de Muisne.

En la ciudad de Esmeraldas también los estudiantes fueron enviados a sus casas una hora antes de lo acostumbrado. Los maestros lo hicieron para evitar riesgos mayores por las réplicas y volvieron a demarcar las zonas seguras al interior de sus planteles educativos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)