7 de abril de 2015 17:57

El síndrome del nido vacío tiene a Obama al borde de las lágrimas

El presidente Barack Obama junto a su hija Malia Obama el pasado 4 de enero del 2015. Foto: AFP

El presidente Barack Obama junto a su hija Malia Obama el pasado 4 de enero del 2015. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 13
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia AFP

El presidente estadounidense, Barack Obama, podrá alcanzar acuerdos nucleares históricos con Irán, pero una sola cosa lo hace llorar: su inminente síndrome del nido vacío.

Su hija Malia, de 16 años, aún no ha terminado la secundaria, pero Obama dice que solamente pensar que pronto se irá a la universidad lo hace llorar. Varias veces al día.

"Comienzo a lagrimear como a mediodía y no lo consigo explicar, ¿por qué estoy tan triste? ¡Me están abandonando!", contó a una audiencia que moría de risa durante un desayuno el martes, 7 de abril de 2015.

"Quiero agradecerles a todos por sus plegarias. Esto significa mucho para mí y para Michelle", dijo, pidiéndoles apoyo a los asistentes. "Mis hijas comienzan a crecer y a visitar universidades".

Por suerte para él, la más joven, Sasha, tiene aún 13 años y no piensa en universidades todavía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)