20 de marzo de 2017 00:19

Simulacro confirma emisión de primer boletín en 3 horas

Observadores internacionales y militares estuvieron en el simulacro de transmisión de resultados, ayer, en Quito. Foto:  Vicente Costales / EL COMERCIO

Observadores internacionales y militares estuvieron en el simulacro de transmisión de resultados, ayer, en Quito. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Ana María Carvajal. Redactora
[email protected] (I)

El Pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) esperará hasta mañana, 21 de marzo, los informes que pidió a las empresas que realizaron sondeos a boca de urna en la jornada de votaciones del 19 de febrero pasado.

El ente rector envió comunicados a las firmas que realizaron este trabajo, para exigir una explicación técnica de la metodología utilizada y del lugar en donde se recogió la información, según Juan Pablo Pozo, presidente del CNE.

El funcionario informó que este pedido se hizo para saber por qué, en ciertos casos, los resultados superaban el margen de error que las encuestadoras señalaban en sus fichas técnicas. Pozo dijo que no se puede permitir que se difundan datos que causen especulación. Si es necesario, se reformará la normativa para que se cumpla con el fin que tienen los ‘exit poll’, de dar información oportuna, el 2 de abril.

El 19 de febrero, el oficialismo festejó en la avenida De los Shyris, en Quito, por el supuesto triunfo en primera vuelta del candidato Lenín Moreno, debido a los resultados de una de estas encuestas que le daba alrededor del 42% de la votación. Conforme pasaron las horas y los días, se confirmó que había una segunda vuelta, porque Moreno no llegó al 40% que requería para triunfar en primera vuelta.

Pozo dio estas declaraciones ayer en una rueda de prensa en las instalaciones de la Delegación Provincial de Pichincha, durante el simulacro nacional de transmisión de resultados.

El funcionario dijo que la segunda vuelta será más sencilla en lo técnico, pero más compleja en lo político y en lo social, por lo que se tomarán precauciones para lograr una jornada sin inconvenientes.

En el simulacro, que empezó a las 10:00, se procesaron 40 973 documentos, que representan el 100% de actas que serán reportadas el dos de abril. Ayer, a las 11:50 se había logrado transmitir el 83,82% del total: 33 343 actas. Para las 13:00 estaba completado el 95,93%.

De allí que el Consejo aspira a que para las 20:00 se pueda difundir el primer boletín que incluirá los resultados transmitidos hasta esa hora y, además, los datos del conteo rápido contratado por la entidad y que corre a cargo de la Escuela Politécnica Nacional.

Al simulacro asistieron también Alexander Vega Rocha, coordinador de la misión electoral de Unasur; Félix Ortega de la Torre, representante de Uniore y Diego Abente, embajador de la OEA en Ecuador.

Ellos saludaron la decisión del Consejo de acoger algunas de las observaciones que hicieron las misiones internacionales sobre la primera vuelta.

Por ejemplo la eliminación de la urna-biombo, cuyo armado causó demoras en la instalación de las juntas electorales e inconvenientes debido a su inestabilidad. Además, su capacidad no fue suficiente para que los votantes depositaran con facilidad las papeletas.

En cuanto a lo técnico, el sistema de transmisión de resultados conserva los protocolos de la primera vuelta, pero se aumentará el ancho de banda de la página oficial de dos gigabytes a cuatro.

Ayer, 19 de marzo, se probaron módulos de escaneo, digitación, control de calidad, revisión de firmas, etc. para mejorar procedimientos. Además, se validó el plan de contingencia del sistema de transmisión.

El Consejo esperaba recibir los informes técnicos de las 24 juntas provinciales y la junta del extranjero para hacer una evaluación nacional. El 2 de abril habrá 1 800 recintos de transmisión y publicación de actas, que concentran el 90% de juntas receptoras del voto y que reemplazan a las juntas intermedias de escrutinio.

El Consejo informó que esta vez, por pedido del Alto Manto Militar, se aumentará la cantidad de efectivos para el día de las elecciones, con el fin de reforzar la seguridad en algunos recintos específicos. Pozo desvirtuó denuncias sobre supuestos vacíos en la cadena de custodia de la primera vuelta.

Delegados de la alianza Creo-SUMA y de Alianza País también estuvieron ayer en el simulacro oficial.

Estas organizaciones políticas, como representantes de los binomios finalistas, pueden inscribir a sus delegados para observar el proceso electoral el 2 de abril.

Según Pozo, se permitirá que cada una inscriba a una persona por junta receptora del voto, por lo que calcula que habrá alrededor de 82 000 delegados.

El Acuerdo Nacional por la Transparencia Electoral, conformado por SUMA, Creo, PSC, Sociedad Patriótica, Pachakutik, Izquierda Democrática y otros partidos y movimientos políticos planea vigilar la jornada electoral.

Pero Pozo explicó que la gente de organizaciones no finalistas deberán coordinar con aquellas a las que apoyen para sumarse a los veedores acreditados oficialmente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)