25 de mayo de 2017 17:20

Simpatizantes de Correa esperan afuera del Hospital Carlos Andrade Marín

El expresidente Rafael Correa acudió al hospital Carlos Andrade Marín luego de entregar la banda presidencial a Lenín Moreno. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El expresidente Rafael Correa acudió al hospital Carlos Andrade Marín luego de entregar la banda presidencial a Lenín Moreno, el 24 de mayo del 2017. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 51
Triste 11
Indiferente 9
Sorprendido 0
Contento 21
Sara Ortiz

"Hemos venido a despedirnos", dice Victoria Quillupangui, una mujer de 38 años, quien en compañía de su hijo de 10 años espera alguna noticia sobre el Hospital Carlos Andrade Marín, en el centro-norte de Quito, desde la tarde del miércoles 24 de mayo, cuando entregó la Presidencia de la República a Lenín Moreno.

Como la mujer, un grupo personas se han dado cita afuera de la casa de salud la tarde de este jueves 25 de mayo del 2017. Los transeúntes también se aglomeran en una de las puertas, preguntan sobre Correa y al no tener respuesta deciden seguir su marcha.

Según publicó el propio expresidente en Twitter, él ingresó con un cuadro de neumonía al hospital después de experimentar fiebre, fatiga escalofríos y presión alta durante cuatro días, es decir, desde el sábado 20 de mayo. 

El Hospital Carlos Andrade Marín emitió un comunicado sobre el estado de salud de Rafael Correa la tarde de este jueves. En este se señala que el exmandatario ingresó con un cuadro de neumonía leve y que permanecerá hospitalizado en esa casa de salud.

"Desde su ingreso (Correa) recibió tratamiento basado en antibióticos y fisioterapia respiratoria... continuará hospitalizado", señala el comunicado.

Además dice que esta información fue autorizada por el mismo expresidente. 

Mientras tanto, tres vehículos y al menos cuatro motocicletas del personal de seguridad de Correa se encuentran estacionadas desde la mañana en las calles que rodean la clínica. Los policías vestidos de civil también aguardan en las calles mientras reciben alguna instrucción.

Incluso algunos simpatizantes han dejado flores y carteles en el muro de cerramiento del hospital. Jacinto Jacho, un quiteño de 86 años, también realizó una plegaria frente a la clínica, rezó un padre nuestro y siguió su camino.

"Queremos que se mejore porque para mí sí ha sido un bien presidente que se preocupó por hacer obras. Le pedimos a la Virgen por él", dijo.

Debido a la presencia del exmandatario la seguridad en el Hospital se ha reforzado y hay control constante de quienes ingresan o salen en las puertas de emergencia y consulta externa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (35)
No (26)