12 de July de 2009 00:00

Sharon Cortez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

De un rostro hermoso podría decirse que tiene las proporciones perfectas o que su belleza se debe al color inusual de los ojos. Pero, en ocasiones, existe algo inmaterial que añade otra dimensión a las facciones más perfectas y armónicas. Eso sucede con Sharon Cortez, una joven ecuatoriana que con apenas 16 años tiene una personalidad  que  acentúa su  belleza.



SU CARRERA
 Como modelo  ha participado en la Semana de la Moda de Miami por dos ocasiones.
En  2008,  ganó el certamen Look Cyzone, como representante del Ecuador.
  Además,    fue Reina de la Policía y también incursionó en la actuación con un papel en la película ‘Sé que vienen a matarme’.

Esa firmeza de carácter ha marcado su carrera como modelo desde los inicios. Su madre cuenta que cuando tenía 9 años, después de haber visto un anuncio acerca de un curso de modelaje, llamó a inscribirse sin consultar ni pedir permiso a nadie.

“Lo duro de ese primer curso de modelaje fue que era a diario, durante las vacaciones y en ese tiempo vivíamos en Cayambe. Ella se daba el lujo de madrugar, veníamos a Quito y en la tarde regresábamos”, comenta Consuelo Rodríguez,  madre de Sharon.
 
A esa corta edad comenzaron las fotos, los comerciales de televisión, sus primeros ‘pinitos’ en el mundo de la pasarela. Después siguieron  importantes pasos en su carrera. Por ejemplo, una enorme campaña de la telefónica Movistar que colocó el rostro de Sharon en todo el país y, con solo 13 años, desfiló en la Semana de la Moda de Miami, donde vistió diseños de Jennifer López. “¡Fue increíble!, participé en un ‘casting’ de 300 chicas y nos eligieron solo a 15”, cuenta sonriente. 



“Me siento muy  agradecida con mi mamá, que siempre me  acompaña, y con mi papá, que me sostenía una sombrilla  mientras me tomaban fotos”.El 25 de abril, con dos maletas gigantes y muy pesadas, Sharon partió hacia Kunming, en China, para participar en Miss Beauty of the World. Allí vistió el traje típico y  ganó en esta categoría. “Me sentí superbien, porque dijeron que, aparte de ser  el mejor vestido, el premio iba a la chica que lo haya portado con más orgullo”. En este certamen, junto a la representante uruguaya, Sharon era la  menor, pero eso no le intimidó.

“Lo más importante que me ha dado mi carrera es felicidad y seguridad. Me ha ayudado a madurar en el sentido de que debes tener suficiente criterio como para  decir “no”, debes tener tus valores bien sentados para que no te pase nada malo”, enfatiza. Además, con una sabiduría que no parece propia de su edad, Sharon reflexiona que precisamente las experiencias  difíciles le han ayudado a crecer.

“El momento más complicado fue cuando falleció mi papá, porque tenía un desfile al día siguiente y tuve que sacar fuerza de donde no tenía para modelar. Y, aunque por dentro me estaba muriendo, nadie se dio cuenta y seguí yendo al colegio como si no pasara nada”.

¿Cómo haces para no perder el equilibrio? “Creo que si estás en paz contigo y con tu familia, estás completa”. Su madre, con emoción en sus ojos, recuerda que en esos momentos, Sharon, su hija menor, fue quien más fuerza le dio. “Fue la persona que más me dio valor, tiene un carácter fuerte y por eso confío en ella al 100%, sé que donde esté, aunque esté sola, va a hacer las cosas bien”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)