4 de enero de 2016 00:00

Los servicios básicos en las playas son irregulares

Alrededor de 40 000 personas visitaron Atacames (Esmeraldas) durante el feriado.

Alrededor de 40 000 personas visitaron Atacames (Esmeraldas) durante el feriado. Foto: Enrique Pesantez/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil
 y Esmeraldas. (I)

Realidades distintas se vivieron en cuanto a la atención de servicios básicos durante el feriado de fin de año. Mientras en unos lugares turísticos hubo adecuada recolección de basura, en otros no ocurrió lo mismo y faltó agua potable.

En Esmeraldas, el agua potable, baños públicos y recolección de basura fueron tres de los servicios que funcionaron a medias e irregularmente en los balnearios de Atacames y Tonsupa. Aunque estos son aspectos que se repiten en temporadas altas como fin de año y Carnaval, los empresarios turísticos de Atacames estaban preparados para abastecerse de agua potable con tanqueros e implementaron tachos para los desperdicios.

Este año hubo una mayor colaboración de los turistas, motivados por una campaña de playas limpias que impulsan el Municipio y la Dirección provincial del Ministerio del Ambiente. Ese balneario participa para obtener la certificación de playa como destino turístico internacional.

Pese a que en Atacames se logró mejorar el servicio de recolección, eso no ocurrió en Tonsupa, en donde la llegada de miles de visitantes multiplicó la producción de desechos sólidos. Un balance preliminar de la Cámara de Turismo de Atacames determinó que unos 40 000 turistas visitaron las playas de ese cantón, que ocupó el 90% de su capacidad de alojamiento.

Hasta la mañana de ayer había basura en algunas esquinas del balneario. También fue colocada en los garajes de los condominios. Pero eso no se vio en la playa, donde los microempresarios recogieron los desechos en recipientes plásticos, como fue convenido con el Municipio de Atacames.

Varias fueron las quejas de los turistas por la falta de recolección a tiempo, pero en el Municipio de Atacames dijeron que pese a las coordinaciones, el sistema tiende a colapsar por la falta de unidades para el servicio.

Donde no hubo problemas fue en los servicios de alimentación. Este año hubo más vendedores en las playas que en el año 2014, según un reporte de la Cámara Provincial de Turismo de Esmeradas.

Los comerciantes formales e informales de Atacames tuvieron buena acogida. Patricia Torres, una vendedora de frutas en la playa de Atacames, dijo que en dos días había vendido más de USD 400.

Las cebicherías fueron las más visitadas por los turistas. Todas estaban llenas y los precios se mantuvieron entre USD 6 y USD 7. Los cebiches de camarón, pescado y concha fueron los más solicitados.

En esos sitios se observaba a familias enteras disfrutando de los cebiches mixtos o de un pescado frito con patacones.
En Salinas (Santa Elena), el servicio de recolección de basura funcionó a plenitud. Cerca de las 10:00 del 1 de enero, la arena de esta playa, una de las más visitadas del Ecuador en feriados, lucía blanquecina y sin huellas de la ceniza que dejó la noche anterior.

Los funcionarios de limpieza retiraron los residuos y cenizas de los monigotes que se quemaron en las orillas del mar, así como otros desperdicios de las personas que se agolparon a lo largo del malecón de esta playa.

Walter Gómez, jefe del Departamento de Recolección de Desechos del Municipio de Salinas, explicó que alrededor de 40 personas trabajaron en los casi 15 kilómetros de playa, para que los bañistas disfrutaran del sitio. “El personal incluyó operadores de máquinas, choferes, recolectores y volque­tas, todo el personal está trabajando y hemos estado con turnos de día y de noche, porque este año esperamos tener más recolección que el año pasado”, manifestó.

La jornada de limpieza de la playa por feriado comenzó a las 02:00 del viernes 1 de enero de este año y estaba previsto que termine ayer.

Gómez añadió que la limpieza y el retiro de basura de la playa también se debe a que a lo largo del malecón, el área más concurrida de Salinas, el Cabildo colocó unos 30 tachos para los residuos. Además, la empresa privada también dispuso envases de colores diferenciados para el reciclaje de basura, manifestó.

Salinas comienza este año con una flota renovada de recolectores para la temporada de playa. En diciembre pasado, siete nuevos carros recolectores de basura se sumaron a la flota de recolección de desechos sólidos. Los vehículos fueron adquiridos por USD 1 165 629. Además se incorporaron tres camionetas por USD 80 481.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)