2 de July de 2009 00:00

El servicio gratuito es bien visto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios




La reducción de las tarifas de los servicios financieros, que rige desde ayer, no se sintió con fuerza en dos sectores bancarios de Quito. 

“Ni sabía que ha habido servicios gratuitos”, dijo Jerónimo Chacón, de 45 años, quien se acercó al Produbanco a realizar algunos trámites, en las avs. NN.UU. y Amazonas. 



Tome en cuenta
En el departamento de Atención al Cliente de la Superintendencia de Bancos (SBS) puede presentar reclamos si su entidad financiera le cobró un costo adicional al establecido.
En caso de pérdida o robo de la libreta de ahorros o corriente, la SBS estableció que el costo máximo de la reposición será de USD 1. 
La SBS está capacitando a 200 supervisores bancarios, para que vigilen de mejor forma la aplicación de los nuevos costos.
Los costos máximos que determinó la SBS para 43  servicios financieros regirán para julio, agosto y septiembre. El órgano de control no descarta nuevos diálogos con las entidades para revisar las tarifas.La desinformación de los clientes fue general, pese al despliegue que han dado los medios de comunicación a las nuevas reglas de juego.

En el recorrido por las instituciones bancarias la mañana de ayer, la mayoría desconocía que desde ayer seis servicios son gratuitos y otros 29 tienen una reducción de sus tarifas. Tampoco se enteraron de que los cheques tienen nuevo código verificador de seguridad o PIN.

Es más, varios en las filas recién se enteraban cuando se  les consultó sobre su punto de vista al respecto. “Ahorita que usted me dice me entero”, dijo  sonriente Bolívar Sevilla, mientras iba al cajero del Banco del Pacífico a retirar USD 150.

En el Banco Bolivariano de la NN.UU., cinco personas hacían fila. A la salida, María Fernanda Rosero señaló  que fue a cobrar un cheque y no tuvo problema. “No sabía que venían con un código especial. Y que hay servicios gratis, recién me entero”.

En la av. Amazonas, en el cajero del Banco Pichincha, Carlos Albornoz exclamaba: “¿En serio es gratis?”. Y, al retirar el dinero, efectivamente comprobó que ya no le pedían aceptar el recargo por la transacción.

Claudia Villalba  también acudió al mismo cajero y contó que “en la mañana, en el cajero del Megamaxi sí me cobraron. Veamos qué pasa ahora”. Tras cinco minutos abandonó satisfecha el lugar, asegurando que “es una gran noticia, porque  nos cobraban mucho por cada retiro”.

Pese a la mayoritaria aprobación de la ciudadanía por los cambios, hay quienes señalan que hay detalles a observar. “El cupo máximo de retiro en cajeros puede ser una barrera. Si, por ejemplo, necesito sacar todo mi sueldo, unos USD 700, no puedo hacerlo de golpe porque el cajero me permite sacar solo  USD 400. Entonces, de ley tengo que hacer fila”, mencionaba el agente vendedor Hugo Rodríguez. 

En el sector de las avs. Colón y Amazonas también se vivió la misma desinformación. Apenas  Jorge Valencia  salió del cajero del  Banco de Guayaquil contó con indignación que cada retiro en el cajero de la entidad costaba USD 0,35 y en los últimos meses subieron a USD 0,42.

Al enterarse de que desde ayer es gratis, exclamó: “Qué bueno, porque es demasiado caro”. También se enteró de que el mantenimiento de su tarjeta  Visa ya es gratis. “¿Puede imaginarse que por eso me cobran, entre USD 9 y 10 en el Banco del Austro?”, señaló  indignado. 

En esta agencia del Guayaquil ayer no se exhibió el nuevo tarifario y hasta las 15:30 no se publicó en la página web. Alfonso Illescas, de 45 años, se dio cuenta de que ya no le cobraron  por una transacción al consultar su cuenta en la Internet.

En Promerica, Catalina Yépez quiso constatar personalmente si era verdad que el retiro en el cajero ya no tiene precio. Y que un cheque de gerencia ya no cuesta USD 3 sino 2,50.

A diferencia de otros bancos, Promerica y Produbanco sí publicaron los nuevos costos en sus páginas web, aunque dicen que pocos utilizan la Internet.

A unos pasos, en la Amazonas, en el Banco Pichincha, los clientes tampoco tuvieron a la vista un listado de los nuevos costos.

Luego de que retiró su dinero del cajero, Marcio Cabezas, de 60 años, notó que la máquina ya no le cobró USD  0,25.

Con agrado recibió la noticia y se puso más contento cuando se enteró de que por el cambio de la cartola de su cuenta de ahorros ya no pagará USD 1.

En las afueras de esta agencia hay cuatro cajeros automáticos, pero ayer solo funcionaron dos, lo cual ocasionó que se formaran largas filas en la vereda.

En estos días, los banqueros observaron que el ajuste en los costos deteriorará la calidad de los servicios y hasta desaparecerán. Pero esta apreciación fue negada por Gloria Sabando, superintendenta de Bancos.

Dijo que si los bancos cierran los cajeros por considerar que ya no son rentables, se perjudicarán ellos mismos. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)