18 de January de 2010 00:00

Servicio doméstico

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Enrique Echeverría G.

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Enrique Echeverría G.

La búsqueda de un salario digno es digno de elogio, pues cada ser humano tiene derecho al buen vivir. Pero la cantidad nunca será suficiente, pues la persona tiende a obtener cada vez más cosas, más servicios y más distracciones.

El problema surge para quién debe pagarlo, pues no todo empleador está en capacidad de satisfacer la mayor parte o la totalidad de las aspiraciones del trabajador.

Aun antes de la última elevación del salario básico, un empleador de economía media con tendencia a la baja, debe afrontar pagos inusuales. El mes más complicado es septiembre, pues –en el caso de alguien que tiene tres trabajadores bajo su dependencia- debe disponer de dinero para pagar el sueldo del mes, el sobresueldo catorce y un sobresueldo al Seguro Social por fondo de reserva. Apenas tiene respiro en octubre, que es muy estrecho porque debe atender los pagos iniciales de la educación de los hijos, en la Sierra; y, transcurrido noviembre, en diciembre debe cubrir el sueldo del
mes y el sobresueldo trece, además de ofrecer alguna atención de costo menor.

El salario del servicio doméstico ha determinado que muchas familias prescindan de su trabajadora. La desocupación se ha incrementado. Las parejas jóvenes que deben atender a sus niños, o los encargan a la abuela, u optan por la guardería, porque del salario que reciben es imposible pagar 200 dólares mensuales a la señora doméstica; y será más difícil aún pagarle 240. Hay que tener en cuenta que una mujer en el servicio doméstico generalmente tiene hijo, lo cual significa consumo de alimento y otros para dos personas extras.

Debido al poco práctico tratamiento salarial del servicio doméstico, ha florecido una verdadera industria de preparación y suministro de almuerzos inclusive a domicilio. Los hay de USD1,4; pero también de 2; y el de  3 incluye sopa, un plato fuerte con arroz y carne, o pollo  o pescado  (a escoger) y ensalada; la cantidad es más que suficiente y cierra con un postre. El lavado de ropa pagan a personas que cobran un precio por cada docena; o hacen el esfuerzo de adquirir una máquina lavadora.

Están en capacidad de pagar cualquier salario quienes tienen elevados ingresos, como el caso de los que comandan la acción contra la libertad de expresión. Don Fernando, por ejemplo, percibe USD 4  830 mensuales; doña Carolina, subsecretaria; don Patricio y don Marco Antonio reciben sueldo mensual de USD  3 935. Estos solo como ejemplos, pues adicionalmente en la burocracia dorada parece que reciben cantidades adicionales por varios conceptos. Y estos burócratas dorados son quienes emiten las leyes para que las cumplan los de economía baja.

Una pregunta, con el debido respeto al poder político: ¿así como han subido el salario a las señoras domésticas, lo subirán a los señores “domésticos”?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)