8 de diciembre de 2017  

El servicio de agua se restablece en 37 barrios de Quito

El alcalde Mauricio Rodas recorrió el canal del Pita, en el sector de El Troje, ya reparado, este viernes 8 de diciembre del 2017. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

El alcalde Mauricio Rodas recorrió el canal del Pita, en el sector de El Troje, ya reparado, este viernes 8 de diciembre del 2017. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
María Belén Merizalde
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde las 03:00 de este viernes 8 de diciembre del 2017 el suministro de agua potable se restableció en varios barrios de Quito. Así lo anunció el alcalde Mauricio Rodas, en un recorrido que realizó en la escombrera El Troje, en el sur de la ciudad, para verificar cómo avanzan los trabajos en el canal del río Pita.

La infraestructura resultó afectada tras un deslizamiento de tierra ocurrido la noche del pasado martes 5 de diciembre y dejó sin agua a 171 barrios de Quito.

Según Rodas hasta las 09:00, el suministro de agua había retornado al 50% de sectores que resultaron afectados.

Los barrios que ya cuentan con el servicio son: Santa Mónica, Cumandá, La Luz Baja, 6 de Diciembre, Santa Teresita, San José de Monjas, El Pintado, Dos Puentes, La Libertad, Guajaló, Luluncoto, La Tola, San Marcos y La Loma.

En el centro: Gonzáles Suárez, San Sebastián, La Recoleta, México y El Sena.

En el sur Santa Ana, Los Dos Puentes, La Villaflora, La Magdalena
El Camal, El Recreo, Calzado, 1 Mayo, Clemente Ballén, Urb. Ontaneda, Barrio Ontaneda bajo, Barrio Ontaneda alto, Balcones de Ontaneda, San Juan de Conocoto, San Miguel de Conocoto, Santa Mónica baja, San Miguel de Chachas Alto y La Esperanza de Ontaneda.

Según las autoridades, el servicio se normalizará a lo largo del día, mientras tanto los tanqueros continuarán recorriendo las zonas que aún no tengan agua.

La recomendación para los lugares que ya cuenten con el suministro es dejar correr el agua por 30 segundos hasta que se observe la calidad habitual.

Según un informe preliminar esta emergencia se produjo por una sobrecarga del cubeto sur de la escombrera, la cual es operada por una empresa privada desde marzo de este año.

Rodas indicó que esta escombrera posee cuatro cubetos, en los que se podía colocar los escombros para no sobrecargar uno solo. "La escombrera tiene capacidad para 3'430 000 metros cúbicos de escombros y al momento solo se ha abarcado 1'700 000 metros".

Por su parte, Santiago Andrade, gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos (Emgirs) señaló que según lo detalla el informe el cubeto fue sobrecargado durante los últimos 1 días y ya habría existido una advertencia al operador.

Al consultarle al Acalde sobre si la tierra que se deslizó corresponde a aquella que se extrae para la construcción del Metro de Quito respondió: "sí, pero ese no es el punto. El punto de lo que señala el informe preliminar es que hubo una sobrecarga en uno de los cubetos, cuando había capacidad en los otros cubetos, es decir, que al parecer lo que existió es una mala distribución por parte del operador privado de los escombros que llegan al Troje. Si fuera así sería negligencia y nosotros procederemos de inmediato a la terminación unilateral del contrato".

Se espera que en los próximos días se emita el informe final para determinar responsabilidades, sanciones y la posible terminación unilateral del contrato.

Durante el desabastecimiento, al menos 10 000 m3 de agua han sido repartidos durante esta emergencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (12)