7 de junio de 2016 10:16

Lo sentenciaron a 29 años de prisión por la violación de su hija

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 127
Triste 7
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 17
Diego Bravo
(I)

En las investigaciones de la Fiscalía General se comprobó que Edison P. era el padre del bebé que esperaba su hija, de 15 años, el año pasado. Los exámenes de ADN establecieron aquello en un 99,999% y se convirtieron en un agravante para sentenciarlo a 29 años y cuatro meses de cárcel por violación.

Así lo informó la Fiscalía General. Las circunstancias este caso son “haberse realizado bajo amenazas e intimidación contra la niña; que era el representante legal de la víctima; que estaba bajo su cuidado; y, que es su progenitor”, señaló la entidad.

Añadió que “el agresor –que debía garantizar la seguridad de la niña por su obligación legal como padre- ahora deberá pagar USD 5 000 como indemnización a la víctima y todo el entorno familiar deberá recibir terapia psicológica”.

La fiscal Mayra Soria, de la Unidad Especializada de Violencia de Género de Pichincha, se encargó de las investigaciones de este caso. Expuso las pruebas recolectadas en la audiencia de juicio, desarrollada el 1 de junio pasado, ante las juezas de Garantías Penales de Pichincha Paola Logroño, Fanny Altamirano y Katherine Vásquez.

También expuso como prueba el testimonio de la víctima, los exámenes ginecológicos que confirmaron cuatro meses de gestación (en enero 2015), informe de entorno social y el reconocimiento de lugar de los hechos. Durante la diligencia, indicó que el hecho se registró en octubre del 2014.

“Él estaba separado de la madre de sus hijos, pero como la mujer debía trabajar en la noche en un centro de salud privado, permitió que el padre se quede con sus cuatro niños”, informó la Fiscalía.

“En ese contexto violó a su hija, en tres ocasiones. Primero le ofreció USD 10 por tener relaciones sexuales y como no quiso, la amenaza fue que si avisa del hecho la mata y a su mamá también. Después la amenazó con un cuchillo”.

Posteriormente, en enero del 2015, en el colegio donde estudiaba la adolescente se percataron que ella tenía dificultad para hacer los ejercicios de educación física. La madre fue informada sobre lo que sucedía y en ese momento “la niña dice que está embarazada de su propio padre”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (38)
No (2)