28 de febrero de 2016 15:48

El Señor de la Justicia se paseó por el Centro Histórico

Lucia Velasco camina con su imagen del Señor de La Justicia. Fue la prioste de este año. Foto: Beety Beltrán / EL COMERCIO

Lucia Velasco camina con su imagen del Señor de La Justicia. Fue la prioste de este año. Foto: Beety Beltrán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 21
Betty Beltrán

La fiesta patronal del Señor de la Justicia culminó hoy domingo, 28 de febrero, con una masiva procesión por el Centro Histórico de Quito.

Un recorrido fue de aproximadamente dos kilómetros y medio y tuvo dos horas de duración; se anduvo por las calles: Loja, Venezuela, Mejia, Garcia Moreno, Ambato y Borrero.

Estuvieron las bandas de diferentes instituciones. Y los infaltables cucuruchos blanco con rojo, los guardianes del Señor de la Justicia.

Ellos fueron los más afanosos. Los 80 cucuruchos custodiaban a la imagen de 1,80 metros que, con devoción, fue cargada en un par de andas por un grupo de uniformados de la Policia Nacional y del Ejército.

Olger Paz, párroco de San Sebastián, santuario del Señor de la Justicia, recordó que esta imagen es "muy venerada por los quiteños". Ya se cumplen cuatro años de esta procesión, los peregrinos que acuden son de diferentes lugares del Ecuador.

A las 12:00, las aceras de la calle Loja, a pocos pasos de la entrada principal del templo de San Sebastián, comenzaron a llenarse de fieles que, minutos antes, habían asistido a la solemne misa. Eran miles de personas, algunas de ellas con ramos de flores entre sus manos; otros con estampas del Señor de la Justicia. A las 12:08 salió la imagen de la capilla, en medio de aplausos y una lluvia de pétalos de flores (chagrillo).

Los monaguillos hicieron una corte de honor, al igual que las personas que llevaban los estandartes y no faltaron los cucuruchos. En medio de todos ellos, la imagen de Jesús.

En medio del río de gente, también caminaban los integrantes de varias bandas: primero la del Ejército. La seguían la de la Policia Nacional, la de los Bomberos y la banda Tropical, esta última cerró la procesión.

En medio de la caminata estaba Lucia Piedra, fiel devota del Señor de la Justicia. Llegó desde Machachi, y entre sus manos llevaba una bolsa de chagrillo y algunos recuerdos (llaveros de USD 2 y con una inscripción) de esta fiesta religiosa. Es el tercer año que participa: "El jesusito es bien milagroso y siempre busco tiempo para estar en su fiesta".

A las 12:25 terminó de salir, desde el templo, el último grupo de caminantes; y tras de ellos quedaba una alfombra de pétalos de flores olorosas, ese olor se confundía con el incienso.

A las 12:30, la procesión llegó y tomó la calle Venezuela, después la Mejía. En ese tramo, el grupo que llevaba una imagen del Redentor de unos 80 centímetros hicieron una pausa.

Jecyca Sanchez, moradora de Cotocollao, contó que hace cuatro años su madre acostumbra a limosnar a la imagen; es decir, busca un prioste. Este año el honor lo tuvo Lucía Velasco.

La mujer habita en la ciudadela El Labrador. En ese lugar se velará a la imagen durante cinco días. Y a sus invitados, hoy, les ofrecerá un almuerzo.

Todo sea, agregó, por el Señor de la Justicia, “que hace favores por las causas justas. Es muy milagroso".

La procesión tomó la Garcia Moreno, luego la Ambato y concluirá en la Borrero, alrededor de las 14:00. En el templo, durante la tarde, los fieles devotos continuarán con su procesión, sus alabanzas y regando chagrillo alrededor del altar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)