10 de febrero de 2016 00:00

La señalética de la línea férrea es subutilizada

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

Para permitir la circulación del tren, por un tramo de la zona urbana de Quito, se debe reaccionar rápidamente. Cuando una locomotora se acerca a una intersección tres motociclistas, que acompañan al tren, se cruzan de repente en medio del tránsito, para detener a conductores, peatones, ciclistas... La señalización ferroviaria instalada, desde octubre pasado, aún no funciona.

Esta escena ocurrió el viernes 5 de febrero del 2016, a las 08:19, en la avenida El Corazón y Casitagua, en la Villa Flora. Y, a las 17:00, en la Balzar y Manglaralto, en San Bartolo. Esa tarde, apenas se empezó a escuchar el pito del tren, se cruzaron los motociclistas, el conductor de un bus escolar que estaba cerca de los rieles retrocedió, un taxista frenó a raya. El tránsito se paralizó por casi un minuto.

“Esto no es seguro. Se debe anticipar de una manera adecuada que viene el ferrocarril”, comentó Luis Cedeño, usuario de la vía. Las maniobras que se realizaron estos conductores, ese día, fueron repentinas, a pesar de que en la línea férrea se cuenta con un sistema integral de señalización ferroviaria.

En la vía del tren, Quito-Durán e Ibarra-Salinas, se cuenta con sensores que detectan la presencia del ferrocarril cuando se aproxima a un cruce. Además hay semáforos, barreras para obstruir el tránsito vehicular, señales luminosas y acústicas. En esto se invirtieron alrededor de USD 26 millones, informó el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

En total las intersecciones señalizadas fueron 520, de estas 34 se encuentran en Quito, pero el mencionado sistema aún no funciona en la capital.

En la Villa Flora, El Recreo, San Bartolo, Mayorista, Guajaló y Beaterio se constató que las barreras para obstruir el tránsito vehicular permanecen en posición vertical. Están inmóviles, algunas se hallan cubiertas de grafitis o con desechos. Las luces de los semáforos tampoco se encienden ni producen ningún sonido.

Los moradores de barrios aledaños a la línea férrea reconocieron que los elementos que se instalaron no son funcionales. Luis Castillo, residente de San Bartolo, recordó que desde que se colocaron estas señales en las calles Teodoro Gómez de la Torre y Manglaralto no ha visto “jamás” cómo operan.

Esto sucede a pesar de que por esta zona circula el ferrocarril al menos cinco días a la semana, en la mañana y en la tarde. Este medio de transporte parte desde Quito hasta El Boliche (Tren de los Volcanes) y de Quito a Guayaquil (Tren Crucero). En promedio, el año anterior se movilizaron más de 30 000 turistas desde la Estación de Chimbacalle.

Desde que se reanudó la operación del tren en Quito, en el 2009, este medio de transporte es más visible. Por esto, Castillo consideró que poner motociclistas en los cruces no es una garantía. “Algunos conductores no respetan la advertencia e intentan cruzar”.

El MTOP, por su parte, informó que usar motociclistas para advertir el paso del tren es “necesario” y se seguirá haciendo durante este 2016, mientras culmina la rehabilitación de la vía férrea, en el tramo Quito-El Boliche. Estos trabajos están a cargo de Ferrocarriles del Ecuador Empresa Pública (FEEP) y por estas labores, se han retirado algunas señales.

La aspiración de la entidad es que cuando termine esta obra se socializará el funcionamiento del sistema de señalización ferroviaria con los usuarios y entrará en operación, en el tramo indicado. En el resto del país ya está funcionando, aseguró el Ministerio.

Las intervenciones en la línea férrea debieron ser planificadas, sostuvo Juan Francisco Arias, especialista en Transporte. “Antes de colocar la señalización, la vía debía estar en óptimas condiciones”.

La presencia de ferrocarriles en la urbe obliga a contar con mecanismos de seguridad para evitar accidentes. Arias explicó que los trenes por su peso (80 toneladas) no frenan inmediatamente. Por esto la gente debe conocer con anticipación que estos van a cruzar. En Estados Unidos, por ejemplo, esto se anuncia hasta con cinco minutos de anticipación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)